¡Transfórmate con Metas Inteligentes!

 

Metas, ¡todos tenemos muchas! Algunas son grandes, algunas son cortas. Algunas son a corto plazo, algunas a largo plazo. Algunas ya las has cumplido, mientras que otras están en progreso y algunas siguen pendientes en tu mente.

Pero al final del día ¿cuántos de tus planes no pasan de solo vivir en tu mente, por el simple hecho de que no sabes por dónde comenzar?

Si tan solo existiera una manera INTELIGENTE de cumplir tus metas…

En realidad, ¡sí hay una manera!

Se ha comprobado científicamente que las metas INTELIGENTES, ayudan a las personas a fijar y cumplir sus objetivos.

Estas metas deben ser específicas, alcanzables, evaluables, y a un tiempo establecido.

  • Específicas: Detalladas y definidas de manera clara.
  • Evaluables: Diseñadas de una manera en que te permita determinar si se ha cumplido o no la meta.
  • Alcanzables: Metas que se pueden concretar con disciplina, teniendo en cuenta tus capacidades y tus habilidades actuales.
  • Relevantes: Que están alineadas con tus objetivos.
  • Tiempo establecido: Que están vinculadas a una fecha o tiempo determinado.
  • Las metas INTELIGENTES también deben de incluir Como vas a cumplir tu objetivo” — esto es información específica de cómo vas a llegar de donde te encuentras a donde quieres llegar.

Las  metas INTELIGENTES pueden ser a corto plazo o a largo plazo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que fijándote varias metas a corto plazo, lograrás cumplir tus metas de largo plazo. Usualmente, las metas a corto plazo tienen un tiempo establecido que no es más de 1 a 4 semanas, mientras que las metas a largo plazo suelen ser establecidas a meses e inclusive años.

Observemos el siguiente ejemplo:

Una de tus metas es renunciar a la soda, en la actualidad tu consumes 1 lata de soda al día, todos los días. El renunciar a la soda por completo sería una meta a largo plazo, ya que para la mayoría de las personas esto no sucedería en cuestión de semanas. Una meta a corto plazo sería limitar tu consumo de soda a 4 latas por semana. Si quisieras convertir esta meta en una meta INTELIGENTE se vería de la siguiente manera: ¨Me voy a limitar el consumo de soda a 4 latas (específico, evaluable) de soda por semana (alcanzable, realista), en 4 semanas (tiempo establecido), reemplazando la lata de soda de los Lunes, Miércoles, y Viernes por un vaso con agua mineral (Como lo vas a hacer)¨.

Aunque es importante tener presente los objetivos y las metas a largo plazo, establecer metas a corto plazo es un paso necesario para cumplir estas metas y objetivos.

Vuélvete INTELIGENTE, ¡establece metas!