¿Debes Pasar Hambre para Adelgazar?

Autora: Kayla Reynolds, Editado/Traducido: Pilar Olivares, Andrea Morales

Algunas dietas recomiendan atenerse a jugos verdes o disminuir las calorías por debajo de 800 por día para perder peso. Si bien esto puede ayudarte a perder peso a muy corto plazo, esto no es necesariamente sano, ni recomendable.

Cuando se trata de comer para perder peso, menos no siempre es más.

Hay muchas razones por las que comer muy poco puede ser más dañino que útil a largo plazo. Echemos un vistazo a algunas de estas razones.

1. Tienes hambre
Incluso si estuvieras en reposo todo el día, tu cuerpo quemaría calorías. La cantidad de calorías que tu cuerpo necesita para realizar las funciones más básicas, como respirar, dormir o pensar, se conoce como tu “Tasa Metabólica Basal”. Esto puede ser de 1000-1600 calorías dependiendo de tu edad y sexo. Si estas comiendo muy por debajo de tu presupuesto de calorías, te sentirás hambriento la mayoría de las veces.

2. Tus elecciones de comida están restringidas
Abogamos por el equilibrio. Nunca te diremos que elimines el pan o disfrutes de la exclusiva bola de helado. Lo más probable, si pretendes comer la menor cantidad de comida posible, es que también tengas que disminuir las golosinas. Comer por debajo de tu presupuesto de calorías limitará severamente tus elecciones de alimentos, lo que puede hacer que te sientas restringido. El privarte de un trocito de chocolate negro de vez en cuando, o un postre pequeño, puede hacerte sentir restringido.

3. Tus niveles de energía caen
Si estas comiendo muy pocas calorías, puedes notar muy poca energía. Eso es de esperarse, ¡las calorías son, literalmente, la moneda energética de nuestro cuerpo! No solo disminuirán tus niveles de energía, sino que también te sentirás irritable, desmotivado y quizás un poco “fuera de sí”.

4. Tu metabolismo se adapta
Si bien unos pocos días de comer muy por debajo de tu presupuesto de calorías no te hará daño, comer constantemente por debajo de éste puede ralentizar tu metabolismo con el tiempo. Nuestros cuerpos son inteligentes y quieren protegerte. Esto significa que cuando consumes menos calorías durante un largo período de tiempo, tu cuerpo se adaptará para sobrevivir sin las calorías que le das. Esto significa que tu tasa metabólica basal disminuirá y quemarás menos calorías en general cada día, lo que los científicos llaman “adaptación metabólica”.

4. Y lo más importante: ¡no puedes seguir así!
Si bien es posible que te las arregles para comer lo menos posible durante unos días o incluso semanas, pregúntate: ¿puedo seguir así de por vida? Definitivamente este enfoque de pérdida de peso no es sostenible. Si no puedes seguir así, hay una gran probabilidad de que pierdas el enfoque, te quedes “atascado” o recuperes el peso una vez que hayas alcanzado tus objetivos y vuelvas a tu rutina normal.

Es mejor seguir un enfoque lento y constante para que logres perder el peso que quieres, sintiéndote energético, recuperando tu salud y manteniendo tus objetivos.