Historia de éxito: Matt

Recientemente nos conectamos con Matt, quien se unió a #LafamiliaNoom hace 8 meses. Al igual que en todos los intentos por bajar de peso, experimentó pruebas y tribulaciones, pero con su arduo trabajo, determinación y perseverancia (y un poco de ayuda de #NoomCoaches), cambió su vida en muchos aspectos. ¡Aquí está la historia de Matt!

¿Qué te trajo a Noom?
La primera vez que vi a Noom fue en un anuncio en Facebook. Probablemente lo vi aparecer en mi página 3 o 4 veces antes de finalmente hacer clic en el enlace, ¡pero me alegro de haberlo hecho!

¿Alguna vez habías intentado perder peso antes de unirte a Noom? ¿Cuál fue tu experiencia?

Con el paso de los años, intenté muchas veces perder peso. Había ganado mucho peso y la primera vez que intenté bajar fue a los 20 años y fue bastante fácil hacer pequeños cambios y obtener grandes resultados. A medida que pasaron los años, esas pequeñas victorias en la pérdida de peso se convertían en un rápido aumento de peso cuando dejaba de esforzarme. Por lo tanto, durante los últimos 15 años, más o menos, tenía períodos en los que perdía de 5 a 10 libras, y unos meses más tarde ganaba alrededor de 15 libras. Este ciclo se repitió tantas veces que el año pasado me encontré a los 38 años, pesando un poco más de 250 libras. No solo me encontré con mucho peso que perder, sino que el metabolismo de mis 20 años había desaparecido.

He intentado casi todas las dietas de moda: bajas en carbohidratos, sin azúcar, vegetarianas, incluso una dieta de jugos, que no duró mucho ya que luego de ver un anuncio de Taco Bell le pedí a mi esposa que me llevara a comprar comida.

Entré en Noom esperando el mismo resultado que todo lo que había intentado antes, y me sorprendió tanto cuando descubrí lo diferente que era para mí la experiencia. Noom no se trata de una sola cosa. No es solo el conteo de calorías. Ciertamente no se trata de restringir ningún tipo de alimento en particular. Y, lo más importante para mí, tampoco te hace ver la comida como algo malo. Noom me enseñó a seguir disfrutando de la comida, pero de una manera diferente a como lo había hecho antes.

Me hubiera sido imposible entender hace un año cómo podría perder el peso que tengo sin que me priven de las cosas que disfruto.

¿Qué te gustó del trabajo con tu Especialista de Metas?
Tener a mi coach de salud o especialista de metas fue, sin lugar a dudas, la parte más valiosa de Noom para mí. Saber que tenía acceso a ella cuando me surgía alguna pregunta sobre mi programa de pérdida de peso, o simplemente esperar que ella me diera seguimiento regularmente, fue una motivación muy importante.

Ella fue mi apoyo y fuente de orientación, no solo sobre nutrición y ejercicio, sino también sobre la práctica del autocuidado. Ella estuvo allí durante todo el proceso para compartir mis victorias, y en los momentos en que no logré mi meta, nunca me hizo sentir que había fallado en nada.

A veces, sentía como si ella estuviera aquí conmigo, porque las preguntas que hacía en esos momentos difíciles realmente me ayudaban a llegar al corazón de cualquier dificultad que enfrentaba. Mi coach mostró un equilibrio perfecto de apoyo y desafío al trabajar conmigo.

¡He sentido que ella ha estado a mi lado desde el primer día, y no se como agradecerle todo lo que ha hecho por mi.” o ‘… no sabría como agradecerle lo mucho que ha hecho por mi!

¿Disfrutaste de los artículos diarios y los retos que recibiste? ¿Hubo algún concepto valioso que hayas aprendido?

Los artículos, en particular, ¡fueron muy útiles!

Tengo una licenciatura en Psicología y una maestría en Asesoría y Asuntos Estudiantiles, por lo que los “consejos psicológicos” incluidos en el material educativo de Noom tenían mucho sentido para mí.

El concepto más impactante que aprendí a través de Noom fue la idea de la atención plena. Gran parte de mi relación con la comida en el pasado tenía que ver con aliviar el estrés o el aburrimiento. Los artículos que leí en Noom realmente me ayudaron a volver a evaluar no solo cómo comía, sino también por qué comía.

Todavía como las cosas que solía disfrutar (aunque con moderación) y he descubierto alternativas más saludables que también disfruto mucho.

¿Y cómo te fue con tu grupo?
Debo admitir que no utilicé la función de grupo de Noom en todo su potencial […], pero eso tiene más que ver con mi propia personalidad que con el programa en sí. Entiendo que esto puede ser una herramienta valiosa para mucha gente, pero no era algo para mí. La mejor parte de Noom es que nunca sentí ninguna presión por participar en el grupo si no me sentía cómodo haciendo esto.

¿Puedes contarnos un poco más sobre tu viaje de transformación?
En diciembre de 2017, pesaba un poco más de 250 libras. Cuando me di cuenta de esto, comencé a tomar algunas medidas para perder peso y perdí aproximadamente 10 libras antes de comenzar con Noom a fines de febrero de 2018.

Hasta la fecha, he perdido un poco más de 75 libras en total. He pasado de tener dificultad para abotonar una camisa de talla grande a usar camisas más pequeñas que son ahora un poco más espaciosas para mí.

La mayor transformación no física ha sido mi nivel de energía en general. Solía tener que tomar una siesta de 20 minutos en mi oficina durante mi hora de almuerzo para pasar la tarde en el trabajo.

Hoy, me siento con mucha más energía a lo largo del día y, como resultado, me siento mucho más seguro de cómo me desempeño en el trabajo. En lugar de esa siesta durante el almuerzo, ¡es mucho más probable que salga a caminar afuera! También tengo mucha energía para hacer lo que quiera hacer en las noches, en lugar de quedarme dormido poco después de llegar a casa.

¡También disfruto mucho más que antes de las actividades físicas! “Lo más extraordinario es que después del trabajo de camino a casa voy al gimnasio”. La hora que dedico al gimnasio es mi tiempo para enfocarme solo en mí mismo, y me da una oportunidad de salir de las frustraciones de un día difícil en la oficina para poder ser un mejor esposo y padre de un perro y un gato cuando llego a la casa.

¿Algún otro cambio desde que comenzaste tu programa con Noom?
Soy una persona mucho más feliz, más enérgica y más positiva en comparación al año pasado. Debido a que había estado ganando peso durante tanto tiempo, había llegado a un punto en el que sentía que mi destino era tener sobrepeso y sentirme cansado constantemente por el resto de mi vida. Cuando empecé con Noom, ya me sentía derrotado porque me había imaginado cómo se vería el fracaso después de que, inevitablemente, me retiraría después del período de prueba gratuito.

No sé exactamente qué cambió o cuándo, pero en algún momento de las primeras dos semanas se encendió una chispa en mí que me dijo que podía cambiar mi vida, y Noom sería la manera de hacerlo.

Si bien no puedo decir que todo el proceso haya sido fácil, una vez que sentí esa chispa supe que tenía el potencial de ser una mejor versión de mí mismo, ver cada fracaso como una oportunidad para aprender y les digo algo: ¡Aprendí!

¿Cuál dirías que fue la parte más valiosa de tu experiencia?
Noom me enseñó que ganamos peso por razones complejas, pero una vez que comprendas por qué has ganado peso, es mucho más fácil hacer los cambios que necesitas para perderlo. Veo a Noom como un programa de bienestar que te ayuda a perder peso cuando aplicas todo lo que has aprendido.

A través de Noom, he aprendido estrategias para controlar el estrés, cómo hacer ejercicio de manera constante y eficaz, cómo escuchar a mi cuerpo cuando me dice lo que necesita y herramientas para planificar y mantener una alimentación equilibrada. Ahora creo que, sin abordar todos estos problemas, la pérdida de peso no hubiera sido un objetivo realista.

Ahora que me he dado a la tarea de comprender mejor cómo todas estas cosas están conectadas, me siento mucho más seguro de que mantendré el peso perdido y continuaré avanzando a partir de este punto hacia adelante con metas adicionales de acondicionamiento físico que he fijado para mí.

¿Algo más que compartirías con alguien que quiera unirse a Noom?
¡La pérdida de peso es difícil! Si estás leyendo esto y buscas una solución rápida que te llevará de la obesidad a un cuerpo de playa en 30 días, te diría que el cambio puede tomar tiempo. Pero, con las herramientas adecuadas y un sistema de apoyo para ayudarte a creer que puedes hacerlo, te sorprenderá la facilidad con la que puedes encontrarte viviendo un estilo de vida mucho más saludable en menos tiempo de lo que imaginas.

¡Felicidades por tu increíble éxito, Matt! Gracias por inspirarnos. ¡Esperamos seguir animándote!