Historia de éxito: Cindy

Nos encontramos en Instagram con una madre de 44 años, tres niños, actriz y esposa de un oficial del Navy.  Su historia nos conmovió tanto que tuvimos que acercarnos a ella y pedirle si podía compartirla en nuestro Blog.  Muy emocionada aceptó compartir su historia con nosotros para poder ser un instrumento de inspiración.

Desde desarrollar una relación saludable con la comida, hasta reconocer sus propias fortalezas, la aventura de Cindy ha sido más que inspiradora.

¿Qué te motivó a unirte a Noom?

“Durante todo el año, ya me había propuesto cambiar mi vida, tomar riesgos fuera de mi zona de conforte, volver a la actuación (lo que significa muchas fotografías, audiciones y desempeño y el estar en forma ayuda mucho), solo quería seguir en ese camino (y aún lo sigo queriendo).  Vi un anuncio en Facebook y decidí conocer un poco más. Ese día decidí cambiar mi vida.

¿Habías  intentado anteriormente perder peso antes de unirte a Noom? ¿Cuál fue tu experiencia?

“Mi peso ha tenido altas y bajas en muchas ocasiones.  En los 80s y 90s, intenté Slim Fast, con el programa de Jenny Craig y los nuevos programas de Weight Watchers que se anunciaban en la televisión. No podía costear esos programas, adicional a no poder quedarme con estas restrictivas dietas de moda.  Para ser honesta, tuve que comenzar a estar dispuesta a cambiar mis ideas, pensamientos y sentimientos alrededor de la comida así como mis rutinas al momento de comer. Tenía que dejarlas ir.”

“En mi punto de vista, lo que hace a Noom distinto, es que no solo es un programa de recuperación de comer en una  forma auto destructiva, sino que también es una forma de vida, no una dieta, es algo que una vez aprendes lo haces toda la vida. Me gusta tener la responsabilidad de registrar todas mis comidas y que la aplicación automáticamente lo calcule y categorice, realmente me ayuda a mantenerme dirigida con mis metas.  Además, el programa ha cambiado la forma en que miro la comida, la relación entre mi entorno interno y externo y mis decisiones.

¿Disfrutas los artículos y retos diarios que recibes?  ¿Han habido conceptos de gran valor que hayas aprendido?

“Los artículos y retos diarios tienen su propia “voz”, que llevan mensajes con buen humor y una refrescante franqueza. Fue particularmente esta “voz” de Noom que realmente sentí que me habló.  Toda la información es fácil de entender, incluso con enlaces sustentando la información de forma científica.  Uno de los conceptos más valiosos que aprendí fue conocer el sistema de la gráfica de colores, cuál comida va en cada categoría y por qué,  literalmente cambió mi manera de comer. Al principio, por toda la “programación antigua” que tenía en mi mente pensaba “comidas rojas son comidas malas”, pero a través del tiempo pude aceptar el propósito principal de la categoría roja: ¡gloriosas grasas necesarias como las nueces, aceites y ocasionalmente chocolate oscuro! La categoría roja pasó de ser la “cubeta del arrepentimiento” de resbalones y trampas (cuya meta era mantenerla vacía), a ser una hermosa parte de mi presupuesto de calorías diarias.  

¿Y qué me puedes decir de tu grupo?

“El coach de grupo y la interacción con los compañeros a sido TODO.  Compartir con todos ellos y escuchar sus historias de luchas y triunfos, me han inspirado a compartir con más personas a través de Instagram.  ¡Además, he encontrado una comunidad muy grande de Noomers alrededor del mundo! He tenido el honor de escuchar que muchos compañeros se han inspirado en sus aventuras de salud por algo que he compartido. Esto es una sensación increíble y definitivamente un punto culminante en mis victorias.”

¿Cuál pudieras decir que ha sido la experiencia más significativa?

“El conteo de los pasos, a pesar de que es incluido en otros lugares en mi teléfono, a sido una herramienta muy valiosa para incrementar mi actividad física.  ¡Inclusive hasta me volví a unir al gimnasio para añadir ejercicio a mi presupuesto diario! ¡Hoy, a propósito, troté por primera vez en la vida!

¿Nos puedes decir un poquito más de esta aventura?

“Desde diciembre del 2018, he perdido 44 libras.  La transformación no física más grande ha sido desarrollar una relación más saludable con la comida. Mientras que antes, lo hubiese definido como ver la comida de manera distinta, pero comida es comida. El verdadero obstáculo siempre ha sido mi mente.  Así se ha vuelto en un esfuerzo holístico, que incluye cuidar de mi salud mental, así como salud emocional y espiritual, acoplada con una salud física más fuerte. He podido adentrarme un poco más profundo en creencias antiguas, o como bien Noom las llama “pensamientos distorsionados”, y sacar las voces de otra personas fuera de mi cabeza”.

¿Algún otro cambio desde que comenzaste tu aventura con Noom?

“Uno de mis mantras, adquirido con Noom, es: “Estoy a cargo de lo que pongo en mi cuerpo”. Y cuando mi mente está enfocada en esto, puedo comer lo que sea. Imagina una “dieta” que solo es exitosa cuando comes algo que REALMENTE deseas. Uno de los hashtags favoritos que uso es “come sin vergüenza”.  Cuando no estás atado a la vergüenza y al temor, eres completamente LIBRE para comer lo que quieras, para alcanzar lo que tú quieras. Lo que quiero hacer hoy es recargar mi cuerpo, vivir una larga vida en un cuerpo fuerte, alcanzar mis sueños y apoyar a mi familia en todas las formas que pueda. Desde que comencé el programa, he encontrado una nueva forma de libertad. Este es el mantra que me inventé y está en mi refrigerador:

YA LO ESTAS HACIENDO. YA LO ESTAS LOGRANDO.

Gracias Noom, por decirme lo que necesitaba escuchar, cuando estuve lista para escucharlo.