Mitos de salud

Cardio en ayunas quema más grasas que cardio luego de comer

El mito

No comer antes de un entrenamiento ayuda a quemar más grasa corporal y perdemos peso más rápido. ¡Falso!

Los antecedentes

A menudo escuchamos acerca de quemar grasa con el ejercicio y puede parecer lógico que si no comemos antes de un entrenamiento físico se logra quemar más calorías. Sin embargo para mantener los niveles de energía estables y necesarios para completar una rutina de entrenamiento, es importante comer la cantidad de nutrientes necesarios antes, durante y después del ejercicio.

Los hechos

El ejercicio en ayunas no quema más grasa ni hace que las personas pierdan más peso corporal que haciendo ejercicios cardiovasculares cuando ya has comido. Perder peso y/o grasa corporal se trata de un déficit hipocalórico total.

Un pequeño estudio publicado en la Revista Internacional de Nutrición Deportiva estudió los efectos del ejercicio cardiovascular de un grupo de participantes quienes no comieron antes de hacer entrenamiento, comparado con un grupo de participantes que comieron antes del entrenamiento. A todos los participantes del estudio se les dio un objetivo de calorías que induciría la pérdida de peso.

La única diferencia fue que algunos de los participantes hicieron cardio en ayunas mientras los demás si comían antes de su entrenamiento. Este estudio mostró que no hubo diferencias en el peso corporal o los cambios en la grasa corporal entre los dos grupos.

Los nutrientes clave que proporcionan energía durante el ejercicio son los carbohidratos (en forma de glucógeno) y la grasa. En todo momento, el cuerpo usa una “mezcla de combustible” que incluye carbohidratos y grasas.

Sin embargo, cuando la intensidad del ejercicio aumenta, la necesidad de usar carbohidratos aumenta porque puede producir energía más rápidamente.

Para asegurar que quememos principalmente grasa corporal y no músculo, es importante mantener un suministro de glucógeno en nuestros músculos que podamos usar como combustible en lugar de proteína.

Con el tiempo, el entrenamiento con una ingesta calórica baja puede limitar nuestra capacidad para mantenerse al día con una rutina de ejercicios, reducir nuestro rendimiento y puede causar una pérdida de masa muscular. Dado que la masa muscular quema más energía en reposo, queremos preservar la mayor cantidad de músculo posible al tratar de perder peso.

Conclusión

El balance de energía total determinará el aumento de peso, la pérdida o el mantenimiento.

Correr, caminar y andar en bicicleta son todas las formas de actividad aeróbica que quemarán calorías adicionales. Si los niveles de motivación son más altos por la mañana antes de desayunar, entonces quizás el ejercicio cardiovascular en ayunas puede funcionar para ti. Si tienes más tiempo y energía por la tarde para hacer tu cardio, ¡eso también es genial! Ya sea que estemos en ayunas o no, el déficit total de calorías provocará pérdida de peso y cambios en la composición corporal.