• Início
  • Blog
  • Cuanto más sudas, ¿más calorías quemas?

Cuanto más sudas, ¿más calorías quemas?

Kayla Reynolds, MS

Si no estás sudando, no estás trabajando lo suficiente, ¿verdad? Al menos eso es lo que la cultura popular te haría creer. Pero más sudor ¿realmente significa más calorías quemadas? Vamos a averiguarlo.

El Mito

Cuanto más sudas, más calorías quemas.

Antecedentes

La cultura pop nos ha hecho creer que si no estamos empapados de sudor, simplemente no estamos trabajando lo suficiente. A partir de esto, muchos de nosotros hemos aprendido a comparar el sudor con la quema de calorías.

Los Hechos

Si bien el sudor puede ser una buena medida de la intensidad del ejercicio, no está directamente relacionado con la quema de calorías. Existen muchos factores determinantes según la cantidad de sudoración, incluidos factores individuales como la edad, el género, la genética, la hidratación y el nivel de condición física, así como factores ambientales como la temperatura, el tipo de actividad y la cantidad / tipo de ropa que se usa. Si bien puedes notar que el número en la balanza disminuye significativamente después de un entrenamiento sudoroso, esto no es el resultado de una verdadera pérdida de peso, sino de la pérdida de agua.

En general, los factores más determinantes de la cantidad de calorías quemadas durante un entrenamiento, incluyen:

  • Peso: La quema de calorías que se produce cuando realizas la misma actividad a la misma intensidad durante el mismo tiempo disminuirá una vez alcances un peso más bajo. Por ejemplo, una mujer de 150 libras quemará aproximadamente 340 calorías durante 30 minutos corriendo a 6 minutos el kilómetro, mientras que una mujer de 130 libras quemará solo 295 calorías.
  • Tipo de ejercicio: según el tipo de ejercicio, se queman calorías en diferente cantidad. Por lo general, los ejercicios cardiovasculares (como HIIT, correr, bailar, saltar la cuerda, ejercicios pliométricos y más) y los ejercicios basados ​​en la fuerza que involucran más grupos musculares (como sentadillas, peso muerto, plancha y más) darán como resultado una mayor quema de calorías por minutos.
  • Intensidad del ejercicio: cuanto más intenso es el ejercicio, más calorías se queman. Un buen indicador de la intensidad del ejercicio es lo que se conoce como  “el test de conversación”. Si estás haciendo ejercicio a una intensidad moderada (ej. caminar a paso ligero, ejercicios aeróbicos en la pileta o un paseo en bicicleta sin prisa), en estos escenarios deberías poder hablar oraciones completas. Si deseas aumentar la quema de calorías un poco más, intenta incrementar la intensidad del ejercicio hasta que sientas que no puedes decir más que unas pocas palabras sin detenerte para respirar (ej: trotar, hacer ejercicios aeróbicos o hacer una caminata rápida).
  • Duración del ejercicio: de manera intuitiva, cuanto más tiempo hagas ejercicio y menos descanso tienes en una sesión determinada, más calorías quemarás. Pero recuerda: más, no siempre es lo mejor. Llega un punto en el que la fatiga afectará la intensidad del ejercicio, y es en ese momento en el que estás quemando menos calorías por minuto.

Consideración Importante:

Entonces, cuanto más sudas, más sudas… en tu caso. Si deseas obtener una idea sobre la cantidad de calorías que quemas al estar activo, la función del registro de ejercicios de Noom es el mejor lugar para comenzar.

¿Buscas eliminar más mitos? ¡Regístrate hoy a tu plan personalizado de Noom!