• Início
  • Blog
  • 6 maneras de mejorar tu sueño ¡naturalmente!

6 maneras de mejorar tu sueño ¡naturalmente!

El descanso es muy importante para nuestra salud. Es una de esas cosas que no valoramos y no le prestamos mucha atención. Con una sola noche dando vueltas en la cama, es suficiente para valorar la importancia del descanso, tanto para el estado de ánimo y salud como para el  proceso de pérdida de peso.

Hemos reunido nuestros mejores consejos para que puedas aprovechar al máximo cada minuto y así mejores tu sueño, ¡naturalmente!

1. Disfruta la oscuridad

Si puedes, usa algunas cortinas. Tu dormitorio o cuarto debe estar oscuro. Y cuando decimos oscuro, nos referimos a que realmente esté oscuro.

Aléjate de cualquier electrónico que emita luz – relojes digitales, relojes de alarma, teléfonos celulares, entre otros. ¡Es increíble cuántos dispositivos tenemos a nuestro alrededor! Si no los apagas, desconectas o colocas afuera, considera cubrir la luz con cinta adhesiva.

Otra cosa que puedes considerar es conseguir un antifaz o máscara de dormir. Acostumbrarte a esto puede tomarte un tiempo, sin embargo, vale la pena intentarlo para tener una buena noche de sueño.

2. Mantén las mascotas fuera de tu habitación (o por lo menos fuera de la cama)

Aunque es agradable tener algunos mimos de tu bebé peludo, reserva éstos para la primera hora de la mañana después de una buena noche para que no interrumpa tu descanso. Si no puedes mantenerlos fuera de la habitación, prueba con remover cualquier collar que pueda hacer algún sonido o ruido durante la noche. ¡El estiramiento de un gato o la sacudida de un perro puede hacer que sus collares hagan ruido mientras duermes!

3. Silencia la habitación.

Esto significa apagar los videos y asegurarte de que tu pareja y/o hijos conozcan que es tiempo de silencio.

Algunas personas utilizan equipos como “insonorizadoras” o “máquinas de ruido blanco” que ayudan a evitar o controlar sonidos externos – sirenas de la ciudad, vecinos desconsiderados y otros sonidos similares.

Si el silencio absoluto no es posible, puedes encontrar algunos tapones para los oídos que funcionen para ti. Pasa por la tienda y encuentra el que mejor te funcione.

4. Calma tu cuerpo y mente.

Intenta alguna meditación o respiración profunda antes de ir a la cama. Cualquier cosa que te ayude a relajarte es una buena manera de comenzar y lograr una buena noche de sueño. ¡Existen una gran cantidad de recursos para esto!

5. Toma nota

Si eres un planificador, haz una lista de todas las cosas que necesitas recordar antes de irte a la cama. Escribe todas las cosas que vas a tener que hacer para que así no las tengas dando vueltas en tu mente cuando estés tratando de dormir. Quita esos pendientes de tu cabeza, anótalos en un papel antes de irte a la cama y trata de atrapar el sueño (zzz).

Si eres una persona que tiende a hacer repaso de los eventos o cosas del día anterior, intenta escribir en un diario antes de acostarte. Esto, además, puede ayudarte a mantener el enfoque y dejar lo que se dijo o no se dijo, lo que se hizo o se pudo hacer. Escribe y dile adiós a tus pensamientos.

6. Regálate tiempo a ti mismo.

Lo más importante es asegurarte de que te estás permitiendo dormir lo suficiente.

Parece simple, sin embargo, ¿cuántas veces te has dado cuenta que deberías haber ido a la cama 2 horas antes para conseguir una buena noche de sueño?

Establece una hora para acostarte que sea realista y mantente fiel a ella. Tu objetivo es dormir toda la noche y despertarte sin un reloj despertador, ¡aunque para la mayoría de las personas esto conlleva un tiempo de práctica! 

En un mundo perfecto, dormiríamos de 7-9 horas cada noche. Pero la mayoría de nosotros no vivimos en ese mundo.

Comienza desde donde estás y trabaja para ir aumentando tu meta. Empieza por irte a la cama 5 minutos antes de lo normal, luego 10 minutos y después 30 minutos antes. Verás que en poco tiempo empezarás a tener un patrón de sueño sólido y prolongado que no sólo te hará sentir mejor, sino que también te sentirás más saludable y te permitirá lograr y alcanzar tus metas de pérdida de peso.

El sueño no es algo opcional, es vital y necesario. Si no cuidamos el sueño tanto como cuidamos nuestra alimentación y rutina de ejercicio, no obtendremos todos sus beneficios. Desarrolla un plan y mantén el compromiso para tener una buena calidad del sueño cada noche. ¡Esto es realmente importante!

¡Únete hoy en tu programa personalizado de Noom para trabajar en mejorar tu descanso y mucho más!