• Início
  • Blog
  • Cómo mantenerse activo durante las fiestas

Cómo mantenerse activo durante las fiestas

Bethany Kochan

Llegó la época del año de fiestas y celebraciones. A menudo, durante esta época, las metas de salud y bienestar físico suelen quedarse en el camino. Para que esto no suceda, ¡te traemos algunas ideas que pueden ayudarte a mantenerte activo mientras disfrutas de esta temporada con tu familia y amigos!

Lo primero es lo primero, ¡hablemos primero de seguridad!

Si bien para muchos es verano, para otros muchos esta época del año puede ser invierno. Asegúrate de encontrar la forma más segura de aumentar la actividad física según las condiciones en las que te encuentres. Estos son algunos consejos de protección de la Clínica Mayo para que puedas disfrutar mientras haces ejercicios al aire libre:

  • Verifica el clima – Esto no significa simplemente mirar por la ventana. En invierno, la sensación térmica puede ser muy diferente de la temperatura del aire. Asegúrate de averiguar cuáles son las condiciones reales de ese día, de que los pasillos estén despejados y que se les haya colocado sal (incluso caminando, puedes deslizarte fácilmente sobre el hielo).
  • Identifica las señales de peligro: la congelación y la hipotermia son extremadamente peligrosas. ¡No te lo tomes a la ligera! La congelación ocurre típicamente en áreas expuestas de tu cuerpo. Piensa en la nariz, las mejillas, las orejas e incluso los dedos si no llevas guantes. Entumecimiento, pérdida de sensibilidad o sensación de hormigueo son signos de alerta temprana. Si sientes algo de esto, entra a un lugar cerrado y cálido lo antes posible. La hipotermia significa que la temperatura de tu cuerpo es en realidad más baja de lo normal, anormalmente baja. Temblores intensos, dificultad para hablar, fatiga y pérdida de coordinación son algunos de los signos.
  • Vístete en capas: usa telas livianas junto a tu piel porque, incluso si hace frío afuera, puedes sudar mientras haces ejercicio a una intensidad alta. Sobre estas telas livianas, viste ropa con materiales que te ayuden a bloquear el viento y a  mantener estable la temperatura corporal, como: Chaquetas, chalecos, bufandas o camisetas con cuello tortuga, sombreros y guantes. Eso sí, aunque luego tendrás que lavarlos, estarás a salvo, ¡y esto es lo importante! Asegúrate de que haya bolsillos para tu teléfono de manera que puedas hacer alguna llamada en caso de emergencia. Mantén las capas exteriores en colores brillantes o reflectantes, ya que la luz del día también es muy importante.
  • Hidrátate, hidrátate, hidrátate: Aunque haga frío, ingerir líquidos es tan importante como cuando hace calor afuera.

Ya hablamos de la seguridad, ahora hablemos del tiempo.

El tiempo puede ser escaso durante estas semanas. Esto significa que tal vez no cuentes con la oportunidad de ir al gimnasio, hacer ejercicio y luego regresar a casa. Para esto, ¡te traemos un Plan B! Puedes hacer un gran ejercicio sin salir de tu casa, incluso si no tienes el equipo adecuado. Aquí hay algunas opciones que puedes probar y disfrutar:

  • Especial de Navidad y entrenamiento: ¿Quieres ver todos los especiales de vacaciones en la televisión junto con tu familia? ¡Una gran idea es usar las tandas de publicidad para entrenar! Las flexiones, planchas, sentadillas, puentes, saltos, abdominales, saltos con zancadas, son solo algunos de los ejercicios de peso corporal que puedes hacer durante las pausas comerciales. 
  • Usa Internet: ¿Tienes algo de tiempo? Continúa y prueba una de estas ideas de nuestro artículo del blog sobre los ejercicios que puedes hacer en tu sala de estar. Yoga, abdominales, kickboxing y estiramiento son solo algunas de las cosas que puedes hacer en la comodidad de tu hogar para ganar tiempo durante esta temporada.
  • ¡Cuenta tus pasos! Es probable que estés más ocupado de lo normal en este momento. Reuniones, compras y preparar tu casa para las visitas puede resultar en mucho movimiento. Si llevas tu teléfono o tienes un dispositivo portátil que se sincroniza con Noom, notarás como aumentan tus pasos rápidamente. Los pasos son una gran manera de ejercitarte, ¡así que no desaproveches este beneficio!
  • Disfruta del aire libre: si hace frío y tienes nieve puedes construir un muñeco de nieve, hacer una guerra de bolas de nieve, construir un fuerte, practicar esquí con amigos o patinar junto a los niños. Si hace calor, puedes aprovechar para ir a dar paseos al aire libre y disfrutar de la naturaleza, construir castillos de arena en la playa, nadar o incluso cortar el césped ¡Todas estas son excelentes formas de  sumar ejercicio a tu día!
  • Sé amable contigo mismo: este es un momento alegre del año, sin importar los días festivos que celebres. Disfruta del tiempo con tu familia y amigos. Date un descanso y sé flexible en tus entrenamientos. Tal vez en lugar de 4-5 días a la semana, puedas dedicarle 2 o 3 días al entrenamiento. ¡Y eso está bien! Disfruta de los recuerdos que estás obteniendo durante esta temporada y regresa a tu rutina de entrenamientos de 4-5 días tan pronto como puedas.

¡Celebra tu bienestar y salud con tu programa personalizado Noom!