• Início
  • Blog
  • Crea tu plato balanceado: Edición Navideña

Crea tu plato balanceado: Edición Navideña

A medida que la temporada navideña se acerca rápidamente, se nos presentan algunos desafíos en forma de cenas festivas, comidas con los amigos y, por supuesto, dulces y golosinas. Puede ser difícil descubrir cómo equilibrar el disfrute de tu comida festiva favorita mientras sigues con los hábitos saludables que has establecido. ¡No hay nada que temer! En esta publicación vamos a compartir contigo nuestra plantilla para crear tu plato de vacaciones balanceado.

Aquí está nuestro formato favorito para usar en cenas festivas, fiestas y eventos:

Proteína 

Tu proteína debería constituir alrededor de un cuarto de tu plato. Si es carne oscura o roja, debería ser una porción del tamaño de la palma de tu mano aproximadamente.  Para cortes más magros, como pavo o pechuga de pollo, tu porción debería ser más grande que la palma de tu mano, llegando a tu primer nudillo. En esta sección del plato ¡es donde tu trozo de pavo, jamón o lentejas encaja en tu comida festiva favorita!

Almidón 

Tu almidón (o carbohidratos) debería constituir otra cuarta parte de tu plato (el tamaño de tu puño aproximadamente). Aquí es donde entra el pan, la batata, la papa o el relleno. Nuestro consejo favorito para almidones en las comidas festivas es elegir solo uno como parte de tu comida, y recuerda que puedes disfrutar de las otras opciones de almidón como las sobras al día siguiente, o simplemente tener una porción más pequeña de dos o tres de tus favoritos.

Vegetales o verduras

Agregar vegetales o verduras pueden representar un cambio a tu plato festivo “habitual”. ¡Aspira a llenar la mitad de tu plato con verduras sin almidón como las judías verdes, las coles de bruselas, las zanahorias o el brócoli! Esto puede ser excelente para experimentar con una o dos recetas vegetarianas este año, además de lo tradicional. Uno de mis favoritos son las coles de bruselas asadas con arándanos y vinagre balsámico (¡delicioso!).

Grasa / aceite

Esta categoría incluye aceite de oliva, manteca y nueces / semillas. Una porción de mantequilla o aceites no debe ser más grande que el tamaño de tu pulgar, y una porción de nueces o semillas debe ser de una cucharada. Si usas grasas para cocinar tus verduras o almidones, generalmente cumplirás con tu cuota..

Golosinas o dulces

Sabemos que te estarás preguntando… ¿dónde entran las golosinas? Aquí está la clave. Aunque a veces puede parecer que los días festivos duran semanas, el día festivo es solo un día. Si esperas el pastel de la abuela, los turrones o esas galletas navideñas todo el año, ¡planifica con anticipación y disfrútalas con moderación después de la cena! Al día siguiente, vuelve a tu rutina habitual. Nuestro pensamiento favorito cuando contemplamos esos postres festivos es: “¿Es realista para mí pensar que nunca más volveré a comer una galleta festiva?” La respuesta suele ser no, así que en lugar de decir que están “prohibidos” y sentirte culpable cuando los comas, prepárate para el éxito creando una meta como por ejemplo:  “Disfrutaré de una pequeña porción de pastel después de la cena” o “Comeré 2 galletas festivas después de la cena”. Lo más importante: ¡Disfrútalos!

 La moderación (no la privación) es el principal enfoque de Noom. 

Únete a Noom y descubre todas las maneras en las que puedes moderarte y disfrutar de tus comidas favoritas mientras logras tu objetivo de peso y salud.