• Início
  • Blog
  • 27 estrategias para mantener la salud en momentos de emergencia o crisis inesperada

27 estrategias para mantener la salud en momentos de emergencia o crisis inesperada

Kayla Reynolds, MS + Coaches de Noom

A la luz de la situación de salud inesperada que está afectando a tantos miembros de Noom, nuestros coaches quieren hacer su parte para ayudar a todos a encontrar la calma en medio de la tormenta y difundir luz en la oscuridad. Aquí hay 27 estrategias para ayudarte a mantenerte saludable (cuerpo, mente y espíritu) durante una emergencia o crisis inesperada.

  • Haz una lista y prioriza: Una crisis inesperada puede ser un momento abrumador. Respira hondo y haz una lista de las cosas que debes hacer. Luego, organiza cada punto según el nivel de importancia para priorizar. Esto te ayudará a concentrarte en una tarea a la vez y mantenerte encaminado para conseguir hacer todo.
  • Recuerda que cada paso cuenta: Tu viaje en Noom no se trata del todo o nada. Intenta integrar hábitos en lo posible, ya sean 10 minutos de estiramientos o ejercicios, o una caminata de 10 minutos por el jardín. Cada minuto cuenta, y si tienes solo 10 minutos, ¡aprovéchalos!
  • Abastécete de forma inteligente: Abastécete de alimentos saludables que no requieran cocción, como frutas y verduras que se pueden comer crudos, conservas de pescado, frijoles y mantequilla de nueces. Estos no requieren refrigeración y de forma fácil y rápida te ayudarán a mantenerte en un buen balance incluso en una emergencia. Además, estos alimentos nutritivos también te ayudarán a sentirte lleno de energía. Aquí puedes encontrar la guía de alimentos de Noom o sistema de colores, para que tus elecciones te ayuden a seguir todos tus objetivos de salud.
  • Si puedes, planifica con anticipación: Tal como lo harías para otras emergencias, hacer un “plan de emergencia para una vida saludable” puede ayudarte a mantenerte enfocado/a en caso de que una crisis suceda. ¿Qué alimentos pueden ayudarte a  mantenerte saludable y bien alimentado? ¿Qué puedes hacer para mantenerte en movimiento? ¿Cómo puedes manejar tu estrés? Escribe tu plan y consérvalo con otros documentos importantes. Prepara a tus seres queridos con anticipación para que todos estén listos para la acción.
  • Sé bondadoso/a contigo mismo/a: ¿se dañó el refrigerador y no quieres que el helado se derrita y se desperdicie? ¿Estás totalmente ansioso y solo quieres el helado? Tranquilo/a, cómelo y se bondoso/a contigo/a mismo/a para superarlo.
  • Sigue la onda Noom: ¡Usa las habilidades que has aprendido con Noom! Tu viaje no para durante una crisis, pero puede cambiar un poco, y eso está bien. Recuerda, “progreso y no perfección”. Haz lo que puedas, respira, reflexiona y actúa.
  • Ten confianza: Tu rutina puede haber cambiado un poco, pero ten la seguridad de que tienes el apoyo y las herramientas que necesitas para superar cualquier obstáculo. Incluso si no lo parece en este momento, mantente fuerte y recuerda que esto también pasará.
  • Regresa a lo básico: Repasa los éxitos pasados ​​que experimentaste en tu camino hacia una mejor salud, como por ejemplo: el registro de alimentos y la preparación de comidas. Date la libertad de ajustar y adaptar tus objetivos de acuerdo con lo que tu cuerpo necesita en el momento. Muchas veces esto podría significar volver a lo básico.
  • Practica el cuidado personal: Cuando te encuentras en una situación de crisis/ emergencia, una de las cosas más poderosas que puedes hacer (después de que tú y tus seres queridos estén físicamente seguros) es identificar una pequeña cosa que te ayudará a sobrellevar el problema en el presente. Tal vez sea respirando profundo, tal vez escuchando música, tal vez hablando con alguien. Haz lo que tengas que hacer para cuidarte.
  • Ayuda a alguien que pueda necesitarlo: Otra forma poderosa de contrarrestar el estrés es ayudando a alguien más (si tienes los medios y las oportunidades). Llama a una vecina para saber como se encuentra, alienta a una amiga que se siente desesperada. Un acto de bondad al azar es una forma intencional e impactante de aumentar tu energía y estado de ánimo durante un momento desafiante.
  • Responde en lugar de reaccionar: Incluso en una situación fuera de control, todos tenemos la capacidad de responder de una manera que nos sirva, en lugar de reaccionar de una manera que alimente el fuego.
  • Encuentra tu positividad entre el caos: En situaciones caóticas, tendemos a sentirnos abrumados, estresados ​​y, a menudo, frustrados. También tendemos a olvidar que siempre hay algo de positividad en una situación. Haz una lista (mental o en papel) de las cosas y personas a tu alrededor por las que estás agradecido, luego reflexiona sobre tu propósito y mira cómo puedes aumentar la positividad a tu alrededor.
  • Hay situaciones que están fuera de nuestro control: Durante una emergencia, muchas cosas pueden cambiar en cualquier momento: No tener electricidad, encontrarse en medio de una inundación o perder pertenencias que no se pueden recuperar. Esto podría conducir a una serie de situaciones, como la falta de opciones saludables, el acceso a una báscula para pesarte o no tener ningún lugar para hacer ejercicio. Si bien puede ser frustrante sentir que te estás “cayendo del tren”, es importante recordar que estas circunstancias no están bajo tu control y que estás haciendo lo mejor que puedes. ¡Lucha contra la actitud del todo o nada!
  • No olvidar hidratarse: En situaciones estresantes, muchas personas se olvidan de beber agua y la sed puede disfrazarse de hambre. Incluso la deshidratación leve puede afectar tu nivel de energía y estado de ánimo. Si hay agua fresca y limpia disponible, ¡bébela!
  • Respira profundamente y evalúa: Cuando ocurre una crisis o un evento inesperado, hay muchas cosas que están fuera de nuestro control. Detente, respira hondo y concéntrate en lo que puedes controlar. ¡Incluso puedes hacer una lista!
  • Mantente ocupado: El ejercicio no es la única forma de mover tu cuerpo. Ayudar a tu familia o vecinos es una excelente manera de mantenerte activo, sentirte productivo y liberar esa energía de manera saludable.
  • Confía en tu cuerpo: Es importante alimentar tu cuerpo, no importa lo que tengas a mano. Incluso si solo tienes alimentos enlatados y helado, está bien, solo haz un esfuerzo para comerlos atentamente y confía en que tu cuerpo te dirá cuándo está lleno.
  • Concéntrate en tu respiración: Siempre tienes acceso a tu respiración. Permítete respirar profundamente tanto si estás en movimiento o, ayudando a tu familia a mantenerse segura.
  • Practica la gratitud: Puede parecer imposible en un momento como este, pero practicar la gratitud te aumentará la felicidad y productividad. ¡Cultivar la gratitud nos entrena para centrarnos en la esperanza, para seguir inspirado y para ser optimistas, dándonos el coraje y la resistencia para perseverar!
  • Pide ayuda: Busca apoyo y consejos de tu grupo. Noom está aquí para apoyarte de cualquier manera posible.
  • Rompe las barreras (¡cómo lo sabes hacer!): La vida puede poner muchas barreras en tu camino que impiden mantenerte saludable. Si estas barreras te impiden tener opciones de alimentos saludables, puedes optar por seguir algunos pasos adicionales. Realiza una caminata rápida o ejercicio donde quiera que estés para despejar tu mente, sentirte renovado y mantener tu mente y tu cuerpo ocupados en lugar de tomar alimentos ricos en calorías.
  • Practica la atención plena: Tómate un momento para detenerte y respirar. ¿Qué está pasando a tu alrededor? ¿Cómo te sientes? ¿Dejar de cuidar de tu estrés y ansiedad se siente como cuando una madre levanta a su recién nacido que llora sin saber lo que está mal? Está bien sentirse así. No juzgues tus pensamientos y sentimientos. ¡Acéptalos! Eres humano/a, ámate a ti mismo/a por ello.
  • Recuerda tu grandeza: Haz una lista (en tu teléfono, en una hoja de papel o en voz alta) de al menos 10 logros. Tal vez te quedaste en un trabajo que no te gustaba. Quizás criaste hijos maravillosos. Tal vez hiciste la cama esta mañana cuando no querías. Eres un ser humano maravilloso y estás aquí, vivo, ahora, hoy. Has superado tus luchas y triunfos, y lo superarás.
  • Concéntrate en lo que puedes controlar, deja lo que no puedes controlar a un lado: Este es definitivamente un momento estresante y agotador para todos y probablemente sucedan muchas cosas que están fuera de tu control. Recuerda usar tu energía en cosas sobre las que tienes el control. Respira, práctica la atención plena, revisa algunos mecanismos de afrontamiento que te han ayudado durante otros momentos estresantes, y recuerda que esta es una situación temporal.
  • Ajusta tus objetivos: Recuerda, ¡diferentes circunstancias significan objetivos diferentes! Tus objetivos en circunstancias extremas serán diferentes a tus objetivos de salud diarios. No es que tus objetivos de salud no importen en este momento, pero debes tener en cuenta que estas son circunstancias atenuantes. La seguridad tuya y de tu familia supera el logro de superar tu objetivo de pasos diarios. Seguro que sería genial preparar la comida durante la semana, pero ese no es el caso. Así que respira hondo y recuerda que la situación en la que te encuentras ahora no durará para siempre. Haz lo mejor que puedas con lo que estás trabajando.
  • Date permisos: Significa que estás tomando acción consciente en medio del caos. Incluso si no avanzas, sigues avanzando. Así cuando pase la emergencia o la crisis, podrás “seguir nadando”.
  • Haz tu mejor esfuerzo con las opciones que tienes: La vida a veces nos pone piedras en el camino En estas situaciones, una vida saludable no siempre significa tomar una decisión 100% saludable, sino que simplemente significa tomar la mejor decisión posible. ¡Haz tu mejor esfuerzo, acepta las elecciones que hagas y sigue avanzando!

Si necesitas más información contacta a uno de nuestros coaches, Noom.