• Início
  • Blog
  • 4 nutrientes y 12 recetas que aumentan el estado de ánimo

4 nutrientes y 12 recetas que aumentan el estado de ánimo

En 1912 Casimir Funk compartió por primera vez el término “vitamina”. Existe una gran posibilidad de que ya tuviera una sospecha furtiva de cuán importantes serían estos pequeños compuestos orgánicos, teniendo en cuenta que la palabra “vitamina” se traduce como “Aminas vitales”. Pero de lo que tal vez no tuviera sospecha es de que su descubrimiento y posterior estudio daría lugar a lo que podría considerarse como uno de los mayores puntos de inflexión de la ciencia de la salud y la nutrición del siglo XX.

Hace poco más de cien años, ni siquiera sabíamos qué eran las vitaminas. Y, sin embargo, hoy en día, las vitaminas y los minerales se consideran parte integral de nuestras dietas y nuestra salud, tanto física como mental. Sí, tal cual lo estás leyendo, salud mental también. Había la sospecha de que ciertos nutrientes podrían tener cierto impacto en nuestra salud mental. Pero no ha sido hasta estos últimos años que una investigación ha resaltado los posibles vínculos entre la dieta, el estado de ánimo, la depresión y la salud mental en general.

Estudios como el ensayo SMILES sugieren que los cambios en la dieta podrían ser tan o más poderosos en el tratamiento de la depresión que algunos de los tratamientos más utilizados, como el apoyo social. Por supuesto, aún se necesita más investigación sobre este tema, ¡pero los resultados iniciales son muy prometedores! y ¡emocionantes! A medida que las investigaciones van avanzando, todo, desde el té verde hasta la microbiota intestinal y especialmente algunas vitaminas y minerales clave, están mostrando un gran potencial para ayudar a mejorar la salud mental.

Echemos un vistazo más de cerca a algunos de estos nutrientes para que la próxima vez que te sientas triste puedas considerar consumir uno de ellos.

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B forman un grupo de 8 vitaminas que ayudan al cuerpo a hacer varias funciones, desde producir energía hasta crear nuevas células sanguíneas. Este grupo de vitaminas también juega un papel esencial en la salud neurológica o, en otras palabras, ayudan a mantener nuestros cerebros (y nuestros pensamientos) felices y saludables. Asegurarse de tener niveles adecuados de las vitaminas del grupo B, en particular, vitaminas B6, B12 y ácido fólico, puede ser importante por su efecto protector contra la depresión.

¿Qué alimentos son ricos en vitaminas del grupo B? Las almejas, el atún, el salmón, la trucha, el hígado de res, las aves de corral, los huevos, los lácteos, los aguacates, los vegetales de hoja verde (espinacas, lechuga, hojas de mostaza), los guisantes, los garbanzos y los cereales, y los granos fortificados.

Noomy recetas:

Vitamina D

Históricamente famosa por su importancia en la prevención de afecciones óseas como el raquitismo y la osteomalacia, la vitamina D recientemente se ha convertido en el centro de atención como un factor a considerar contra la depresión. Desafortunadamente, no muchos alimentos tienen un alto contenido de vitamina D, por lo que es importante que puedas introducir estos alimentos en tu dieta diaria. La buena noticia es que nuestros cuerpos también pueden producir vitamina D. Pero para hacerlo, nuestra piel necesita estar expuesta a la luz solar. 

¿Qué alimentos son ricos en vitaminas D? El pez espada, el salmón, el atún, las sardinas, el hígado de res, las yemas de huevo, los cereales fortificados, los productos lácteos y los jugos de naranja.

Noomy recetas:

Hierro

El hierro es un mineral conocido por su papel en la producción de hemoglobina (proteína en los glóbulos rojos). Tener unos niveles adecuados de hierro en la sangre es fundamental para evitar tener anemia. Los efectos secundarios de la anemia incluyen fatiga extrema, irritabilidad y dolores de cabeza. Pero eso no es todo, además la deficiencia de hierro también se ha relacionado con trastornos del estado de ánimo. ¿Te imaginas el impacto que esto puede producir en tu salud mental?

¿Qué alimentos son ricos en hierro? Las ostras, las sardinas, el hígado de res y la ternera, el tofu, los frijoles, las judías blancas o alubias, los garbanzos, las lentejas, las espinacas, los anacardos, las pasas, el arroz integral y los cereales y los granos fortificados.

Noomy recetas:

Magnesio

Ansiedad. Es posible que hayas escuchado que la prevalencia de afecciones relacionadas con la ansiedad ha aumentado dramáticamente en los últimos años. Realmente es un poco difícil medir exactamente cuánto ha aumentado la ansiedad ya que ahora somos capaces de medir mejor estos problemas que hace 30, 50 ó 100 años. Sin embargo, el problema es real y una manera de combatir esta emoción ansiosa es con el magnesio. ¿Por qué el magnesio? El magnesio es conocido por su importancia en un sistema nervioso saludable, lo que significa que podría desempeñar un papel importante en todo tipo de afecciones neurológicas, desde ansiedad hasta depresión e incluso migrañas.

¿Qué alimentos son ricos en hierro? Las nueces (almendras, anacardos, cacahuetes y mantequilla de maní), las legumbres (frijoles, edamame, leche de soja), las patatas/papas, los aguacates, los plátanos, las pasas, el yogur, la leche, los cereales y los granos fortificados, y el chocolate negro.

Noomy recetas:

Bon Vitaminétit

Las vitaminas B y D, y los minerales hierro y magnesio son claves para la salud mental, sin embargo, no son los únicos nutrientes que pueden ayudarte, los ácidos omega-3, el triptófano, la serotonina, la vitamina C, el zinc, entre otros, también muestran su potencial. Comer una variedad de alimentos ricos en nutrientes de manera regular te ayudará a cubrir tus necesidades diarias y te sentirás mejor física y mentalmente.

Si necesitas más información contacta a uno de nuestros coaches, Noom