• Início
  • Blog
  • Autocuidado emocional para el profesional de la salud

Autocuidado emocional para el profesional de la salud

¿Sientes cansancio, fatiga física, mental o una combinación de ambas?¿Sientes dificultad para seguir tus planes diarios?¿Tienes esa sensación de no poder dar más de ti mismo a los demás? Esto es algo más normal de lo que piensas. Es agotamiento emocional. Hoy en día, en el mundo laboral, se puede percibir una alza en la demanda de resultados a corto plazo. Por consiguiente, los profesionales se enfrentan a dilemas emocionales basados en, estrés laboral y el deseo de ayudar a otros, olvidando la importancia del autocuidado. Investigaciones recientes proponen que el rendimiento laboral puede verse afectado directamente por el agotamiento emocional. (1) (2) (3) Te invitamos a reflexionar sobre la siguiente pregunta, ¿quién cuida de ti? Muchas veces la rutina te puede llevar a ignorar tus propias necesidades mientras te centras en las necesidades de otra persona. Es por eso que a continuación te queremos compartir algunas técnicas de autorregulación emocional y recomendaciones prácticas para evitar el agotamiento emocional.

Autocuidado emocional

Las emociones son consideradas energía en movimiento y procesarlas es importante ya que las emociones afectan nuestro comportamiento. El control de estas emociones se traduce a la inteligencia emocional que influye en el nivel de ejecución y éxito de las tareas de una persona. El autocuidado de las emociones es un hábito que puede ayudarte a sobrepasar situaciones llenas de retos y, además, puede ayudarte a manejar el estrés y la ansiedad. El primer paso para lograr el control de tus emociones es reconocer e identificar cada una de ellas. Reconocer cuáles te hacen vulnerables y cuáles pueden ser recursos para resolver problemas futuros o presentes. Comienza el hábito del autocuidado emocional con los siguientes 4 pasos:

  1. Llama las emociones por su nombre: miedo, rabia, tristeza, alegría…
  2. Acéptalas: “Me siento ____.”
  3. Identifica de dónde vienen o la causa de: “Me siento _____ por ______.
  4. Procesa tus emociones: Habla con una amiga, con tu pareja, con un profesional de la salud o con tu especialista de metas en Noom sobre cómo te sientes. Procesar tus emociones te permite estar en control contigo mismo y tener la habilidad de comenzar tu día con nuevas energías. 

¿Cómo prevenir el agotamiento emocional?

Uso de rituales: Ya sea agradecer cada mañana por un nuevo día, comer en familia a la hora de la cena o escribir al final del día lo que lograste con éxito en tu trabajo, los rituales te permiten establecer nuevas rutinas y hacer nuevas actividades que te proporcionen la estabilidad emocional que necesitas.

• Carga de trabajo sostenible: Aprende a decir “no”, a conocer tus límites y a delegar tareas que pueden ser realizadas por otros compañeros de trabajo. Trabaja en equipo.

• Meditación: Centra la atención en la respiración, siguiendo su ritmo natural, identificando las sensaciones de inhalar y exhalar.

• Escritura reflexiva: Describe una escena, evento, interacción, pensamiento pasajero o memoria real o imaginaria y agrega una reflexión personal sobre su significado. Muchos escritores reflexivos tienen en cuenta preguntas como “¿Qué noté de la situación?”, “¿Cómo me ha cambiado esto?” o “¿Qué podría haber hecho diferente?”.

A ti, profesional de la salud, te aplaudimos por la gran labor que haces diariamente por aquellos que te necesitan. Te mereces un tiempo para ti y te invitamos a practicar las estrategias compartidas para que antes de ayudar puedas ayudarte a ti mismo/a.

Noom contigo en todo momento.