• Início
  • Blog
  • 5 maneras de crear tu nueva zona de confort

5 maneras de crear tu nueva zona de confort

¿Qué sucede cuando tu zona de confort ya no es tan acogedora y segura?

Durante el proceso de pérdida de peso, con frecuencia nos aferramos a las zonas de confort creadas en nuestra infancia. Por ejemplo, las noches de pizza y helado como recompensa de una semana de buen comportamiento o las tardes de hamburguesa y batido después de sacar una buena nota en un examen. Entonces, ahora, ya adultos, bien sea después de un día duro de trabajo o, todo lo contrario, un día fantástico de éxitos laborales, reproducimos estos momentos autoconvenciéndonos de que nos merecemos esa galleta, helado o bolsa de patatas/papas fritas. Sin embargo, el confort que esto nos producía cuando éramos pequeños no es el mismo que sentimos ahora como adultos. Ahora, el bienestar solo se siente por un breve período de tiempo antes de comenzar a experimentar diversidad de emociones. En ocasiones pueden ser incluso emociones negativas o pensamientos que no son tan reconfortantes para nosotros mismos.

¿Cuáles son algunas de las formas en que puedes comenzar a salir de estas zonas de confort que actualmente ya no son tan cómodas?

  • Haz de manera diferente las cosas cotidianas: intenta cambiar tu rutina. En lugar de volver a casa y encender el televisor, pon música y organiza una fiesta para evitar el hábito de los refrigerios nocturnos. O disfruta de las recetas que tanto te gustan pero en su versión más saludable, por ejemplo una deliciosa arepa de espinacas o unos panqueques de remolacha o de chocolate. Saca el chef que llevas dentro.
  • Busca tu momento para tomar decisiones: disminuye la velocidad, observa lo que está sucediendo, tómate el tiempo para interpretar lo que ves. A veces, solo recibir la información que te hace cuestionar la forma en la que te estás alimentando puede sacarte de tu zona de confort. Piensa, no solo reacciones.
  • Estira tus límites: una excelente manera de estirar los límites es volver a las pasiones que tenías durante la infancia. ¿Te hubiera gustado aprender un nuevo idioma, probar una clase de baile o tomar un curso de fotografía? ¿Era uno de tus objetivos correr un 5k, un 10k o quizás un maratón?
  • Hazlo en pequeños pasos: no importa cuán grande o pequeño sea el cambio, intenta hacerlo a diario. Cambiar los hábitos lleva tiempo. Si a ti y a tu pareja os gusta ir al mismo restaurante todos los sábados por la noche, tal vez pueda ser una buena idea intentar cambiar vuestras elecciones, pedir algo nuevo y diferente del menú.
  • Y por último … Diviértete: Rodéate de personas positivas que te apoyarán en tu proceso de pérdida de peso y además te ayudarán a hacerlo sin dejar de disfrutar de tu día a día. 

Y es que salir de tu zona de confort tiene sus beneficios:

  • Refuerza la confianza en ti mismo.
  • Te permite explorar nuevas alternativas que te ayuden a superar obstáculos y avanzar con tus metas y objetivos de salud.
  • Aumenta tus habilidades para afrontar nuevos retos.
  • Te permite evaluar las experiencias desde otro punto de vista y ver así qué has aprendido y qué necesitas reforzar un poco más. 

Si necesitas más información o ayuda para salir de tu zona de confort y conseguir todas tus metas de pérdida de peso y salud contacta a uno de nuestros coaches, Noom