¿Cómo Comer Sano en McDonald’s?

Sabemos que la comida rápida no es la mejor opción, pero ya sea por conveniencia, precio o simplemente por el antojo de unos nuggets de pollo, a veces no podemos evitar los arcos dorados de McDonald’s. Bueno, no te preocupes porque te tenemos algunas soluciones.

En Noom estamos aquí para ayudarte a aprender a comer en una variedad de situaciones sociales: Comer fuera sin aumentar de peso: en restaurantes, en cenas, en vacaciones, en eventos especiales, ¡y más!

Esta semana destacaremos un restaurante de comida rápida y te diremos qué comer, y qué evitar cuando lo visites. La elección de esta semana es: McDonald’s

McDonald’s es conocido por sus deliciosas ofertas de hamburguesas, papas/patatas fritas y Mcnuggets. Pero puedes saltarte estos favoritos del menú y aún así tener una comida deliciosa. O puedes encontrar una manera saludable de incluirlos en tu presupuesto. ¿Cuál es la forma más fácil de hacer esto? McDonald’s te lo pone fácil compartiendo las calorías de cada uno de sus productos. Sé consciente de la densidad calórica de tu comida. Si esto suena un poco atemorizante, el registro de alimentos y el sistema de colores de Noom ¡te lo facilita! En ellos los alimentos son clasificados por su densidad calórica. Los alimentos verdes son los menos densos en calorías, tienen la menor cantidad de calorías por gramo de alimento, por ejemplo, un tomate. Los alimentos amarillos, son un poco más densos y deben constituir una mayoría de tu plato, por ejemplo las carnes magras son alimentos amarillos. Finalmente, los alimentos rojos son los más densos en calorías, por ejemplo el aceite de oliva. Trata de mantener los alimentos rojos controlados y llena tu plato con alimentos verdes para sentirte satisfecho con menos calorías. ¿Necesitas algo de inspiración? A continuación, enumeramos nuestras 4 mejores comidas saludables de McDonald’s. Y 3 que debes evitar definitivamente.

  1.  Egg McMuffin o unas tostadas con tomate natural y aceite de oliva (según el país donde residas) para el desayuno. Cuando salgas a comer a restaurantes de comida rápida para desayunar, siempre opta por una opción no frita. Los alimentos fritos están llenos de grasas ocultas, tienen un alto contenido de calorías y, por lo general, contienen grasas trans (son las menos saludables). El Egg McMuffin tiene solo 300 calorías y una buena cantidad de proteína para mantenerte lleno durante más tiempo. Y las tostadas solo tienen 297 calorías. Además, puedes acompañarlo con un té helado de 0 calorías.
  2. Burrito (opción disponible según el país). Si no estás de humor para un sándwich, prueba el burrito con huevo revuelto, sólo contiene 300 calorías. La fibra y la proteína te mantienen lleno, pero si necesitas un poco más, aún no estás satisfecho, puedes pedir las opciones de frutas cortadas o ensaladas.
  3.  Ensalada de McDonald’s. No tienes que alimentarte de ensaladas para estar saludable, pero si tienes ganas de verduras, prueba las opciones de ensalada. Elegir una ensalada en un restaurante puede ser difícil, ya que en general van acompañadas de muchas calorías y grasas ocultas. Ten cuidado con el exceso de aderezos grasos, las carnes fritas o los ingredientes que podrían servir como una comida extra (por ejemplo, las quesadillas como “ingrediente”). Revisa la información nutricional que el menú te ofrece y haz la mejor elección para ti en ese momento. 
  4. Hamburguesa. Si no puedes luchar contra tus antojos, aún puedes complacerte y mantenerte dentro de tu presupuesto de calorías. Opta por la opción menos calórica dentro del menú de hamburguesas. Pero ten cuidado: esta comida tiene menos nutrientes y tiene más grasas poco saludables.

Qué alimentos evitar:

  1. Hamburguesas con la palabra BIG delante. Este tipo de hamburguesas contienen muchas calorías y pocos nutrientes. Piénsalo dos veces antes de pedir, y pide la hamburguesa que luce la mitad de grande. ¡Así te sentirás doble satisfecho cuando la hayas terminado!
  2. Papas Fritas Grandes. No intentaremos argumentar que las papas/patatas fritas no son deliciosas. Las papas fritas son extremadamente sabrosas, pero contienen muchas calorías y, básicamente, nutricionalmente no son de mucha calidad. En lugar de ordenar papas fritas grandes híper calóricas, espera llegar a casa y prueba cocinar unas patatas fritas crujientes al horno. Es una alternativa bien saludable.
  3.  Batidos/Helados. ¿A quién no le gusta el postre? Desafortunadamente, el postre puede venir con un alto conteo de calorías. Si necesitas una solución rápida, prueba una de las opciones de fruta, y ¡satisface tu antojo por el dulce!.

Cuando salgas a comer a restaurantes de comida rápida, haz lo mejor que puedas para evitar los alimentos fritos y sigue las opciones saludables que te dejarán doblemente satisfecho. Si tienes problemas, intenta revisar el menú con antelación para ver como vas a distribuir tu presupuesto de calorías. Y recuerda, un exceso no es el fin del mundo. Sé amable contigo mismo y haz lo mejor que puedas, ¡ya lo sabes!

Con tu programa personalizado de Noom podrás descubrir muchas otras estrategias que te permitirán disfrutar comiendo fuera de casa, y, al mismo tiempo mantenerte en tu objetivo de peso y salud.