Cómo dominar los antojos nocturnos

Los antojos nocturnos son unos de los desafíos más comunes con los que nos encontramos a la hora de buscar un estilo de vida saludable. Ya sabes… cuando el reloj marca las 9 de la noche y, pese a que cenaste hace un rato, decides comer el tarro de 1/4 de litro de helado o picotear las sobras de la cena.

Cuando se trata de antojos, tienes opciones, y lo que tiene buenos resultados para ti puede que no tenga los mismos resultados para tus amigos o compañeros de trabajo. Para eso, hoy nos enfocaremos en tres opciones:

  • Reemplaza el hábito o comportamiento.
  • Reemplaza el alimento o la porción.
  • Reevalúa la cantidad de calorías que necesitas.

¡Veamos cada una de las opciones!

Reemplazar el hábito o comportamiento

Té/Agua saborizada

¿Sabías que la sed puede confundirse con hambre? Bebe una taza de té caliente, agua carbonatada/agua con gas o agua saborizada con un poco de jugo/zumo de tu fruta favorita y, luego de 10-20 minutos, evalúa si realmente tienes hambre. Nota: Esto no quiere decir que debes esconder el hambre que sientes detrás de una taza de té o alguna otra bebida, simplemente intenta hidratarte como primer paso y posteriormente hacer honor al hambre que sientes o ¡a la ausencia de hambre! 

Escribir en un diario/libreta personal

¿Qué estás sintiendo? ¿Estás tratando de evitar a una persona, tarea o emoción? ¿Se te antoja mucho más ese alfajor desde que lo clasificaste como algo “malo”? Todas estas son buenas preguntas para hacerse uno mismo. ¡Empieza por hacerte algunas preguntas o deja que tus pensamientos vuelen libremente! Ya sea que el objetivo principal de escribir en tu diario/libreta personal sea para desahogarte, intenta nombrar tres cosas por las que estás agradecido o escribe tus objetivos de la semana, ¡esta práctica puede ser muy beneficiosa! Conocer en profundidad tus emociones te permitirá entender mejor los desencadenantes de tus antojos.

Meditación consciente o estiramientos

La #AtenciónPlena es otra de las herramientas para hacer una introspección y evaluar nuestros verdaderos sentimientos, ¡y tiene muchos beneficios! Mientras que a unos les permite apaciguar los antojos, a otros les ayuda a aceptar sus sentimientos, ¡y también puede ayudarte a practicar la gratitud! ¿Prefieres algo que te mantenga en movimiento? Intenta practicar yoga o alguna rutina de estiramientos de manera regular. Si eres nuevo en el mundo de la #AtenciónPlena, puedes darle un vistazo al artículo 3 pasos para comenzar tu día de forma consciente ¡y así tener algunos ejemplos de cómo incorporar la atención plena a tu vida!

Reemplaza los alimentos o el tamaño de las porciones

Si reemplazar tu antojo no funciona quiere decir que ¡realmente tienes hambre! En ese caso, intenta tener al alcance un alimento alternativo o disfruta de una pequeña porción de la comida que prefieras. Veamos un ejemplo con el helado: Puedes optar por consumir una porción moderada o reemplazar el helado por algo completamente distinto, ¡puede ser una fruta!

Reevaluar

Si ya intentaste lo anterior y estos consejos no parecen ser de mucha ayuda, quiere decir que ha llegado el momento de reevaluar tu día. ¿Tu presupuesto diario de calorías es el adecuado para ti? ¿Completaste tu presupuesto de calorías durante el día?

Comer menos de lo recomendado puede generar antojos al final de la jornada porque… bueno… ¡Necesitamos de esos alimentos para generar Trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés) en nuestro cuerpo, o mejor dicho, ¡para generar energía! Si tienes preguntas sobre tu presupuesto diario de calorías, recuerda que siempre puedes consultarlo con tu coach Especialista de metas.

Ten presente que ¡TODOS somos distintos! Puede que reemplazar el hábito o comportamientofuncione muy bien para ti, mientras que tu amigo prefiere reemplazar los alimentos o el tamaño de las porciones. La tercera opción, reevaluar, es mucho mejor si la usas después de haber agotado las dos primeras opciones. Recuerda: No existen alimentos prohibidos, todo dependerá de cómo lo balanceamos. 

Si deseas trabajar personalmente con un coach Especialista de metas, haz clic aquí para inscribirte en tu curso personalizado de Noom 🙂