• Início
  • Blog
  • Cómo respirar conscientemente y 3 técnicas para comenzar

Cómo respirar conscientemente y 3 técnicas para comenzar

Inhala, exhala. Relaja tu mente. Enfócate en tu respiración. ¿Ya habías escuchado estas frases antes?

Ya sea que eres amante del yoga, que hayas intentado meditar sin haber logrado muchos resultados, o si simplemente quieres aprender cómo lograr una respiración consciente, ¡estás en el lugar correcto!

Los términos “atención plena” y “meditación” se han vuelto muy populares en los últimos años y puede ser bastante abrumador saber por dónde comenzar y conocer el verdadero significado de todos los términos. Antes de adentrarnos más, te compartimos algunas definiciones importantes a tener en cuenta:

Atención plena: El arte de llevar tu conciencia al momento presente. Jon Kabat-Zinn, experto en atención plena, la define como “prestar atención de un modo particular: A propósito, en el momento presente y sin establecer juicios de valor” (Kabat-Zinn).

Meditación: El acto de meditar que puede estar conectado a la respiración o a un mantra.

Mantra: Deriva de las palabras en Sánscrito man = “mente” y tra = “transporte o vehículo”, y su traducción literal significa “vehículo mental”. Un mantra suele ser una palabra o una frase que puede ayudar a profundizar el estado de meditación.

A medida que vayas desarrollando la práctica de la meditación, notarás que la respiración es la pieza que conecta todos los conceptos mencionados. #RespiraciónParaGanar. Y también, es el primer paso para adentrarse en el mundo de la atención plena.

Antes de que empecemos con las técnicas de respiración, te dejamos algunos consejos útiles:

  •  Enfoca tu atención en la respiración, especialmente en la duración de cada inhalación y exhalación.
  • Hazlo en la posición en la que tú y tu cuerpo se sientan cómodos.  ¡De pie, sentado o acostado está bien! 
  • Tus ojos pueden estar abiertos o cerrados. Lo que te resulte más sencillo para concentrarte.
  • ¡No te preocupes por los pensamientos! Tus pensamientos van a deambular por tu mente, son como nubes pasajeras que pasan por el cielo, reconócelos y déjalos ir. No intentes vaciar tu mente 😉

Ahora que ya te dimos algunos #ConsejosÚtiles, ¡es momento de intentar algunas técnicas de respiración! ¿Estás listo?

Te presentamos 3 técnicas de respiración bastante simples:

1.   Respiración descendente: Inhala tanto aire como te sea posible y exhala expulsando el aire de tu boca. Repite este ejercicio al menos 5 veces.

2.   Respiración cuadrada: Inhala contando hasta 4, sostén durante otros 4 y exhala hasta la cuenta 4. Una vez hayas exhalado el aire, cuenta hasta 4 antes de volver a inhalar. Repite esta secuencia por lo menos 5 veces (pensaste que íbamos a decir: Repítelo 4 veces, ¿cierto? 🙂 )

3. Conteo: Elige un número (#Consejo: No muy alto) e inhala a la cuenta de este, toma una pausa y exhala regresivamente a la cuenta del mismo número (ej:  1, 2, 3, 4, 5 – 5, 4, 3, 2, 1). Repite el ciclo al menos 5 veces.

Sabemos que dominar estas técnicas de respiración no suele ser de un momento a otro, así que tómate el tiempo que necesites en cada una de ellas ¡e intenta prolongar los tiempos y/o repeticiones a medida que te sientas seguro! La respiración es un componente vital al momento de meditar, ¡y también es un mecanismo de relajación para tu cuerpo! #Increíble

La práctica regular de la meditación y atención plena ayuda a reducir el estrés. Y, mientras te sigues aventurando en el mundo de la meditación, aquí tienes una semana de atención plena para ti.

¡No olvides registrarte en tu curso personalizado de Noom!