• Início
  • Blog
  • Fiestas: Cómo seguir adelante con tus metas de salud

Fiestas: Cómo seguir adelante con tus metas de salud

¿Te sientes identificado? Dominas tu rutina y ya tienes muchos hábitos incorporados: alcanzas tu meta de agua a diario; eliges los alimentos que se alinean a tu objetivo; registras todo lo que consumes; paseas en la oficina para sumar pasos a tu meta diaria; preparas tus comidas cada domingo como un chef profesional, hasta que de repente… ¡#Sorpresa! Llegan las fiestas y tu rutina saludable está a punto de desmoronarse. 

Los días festivos suelen incluir reuniones familiares, cenas especiales, eventos sociales con los compañeros del trabajo e incluso viajes. ¡Con tantas cosas sucediendo, es fácil desviarse del camino! Sin embargo, con una planificación simple ¡puedes transformarlo a tu favor! Y para eso, hemos reunido algunos consejos que te ayudarán a mantener el rumbo #EnTiemposDeFiestas

Planifica

Diseña una estrategia para abordar exclusivamente en tiempos de fiestas y celebraciones. Crea un calendario de un mes (sí así es, solo de un mes) para organizar tu rutina saludable teniendo en cuenta posibles imprevistos. Puedes utilizar una pizarra, un cuaderno o, si eres moderno, tu teléfono celular. Algunas ideas que podrías considerar:

  • Haz una lista que incluya todo los eventos sociales del mes. 
  • Planifica tu programa de actividades para luego agregarlos en tu calendario.
  • Selecciona 1-3 objetivos para cada ocasión, como decidir el límite del consumo de alcohol, servir la mitad de tu plato con verduras y frutas, comer una porción del pastel en lugar de 2, etc.
  • Toma nota de tu peso inicial, peso objetivo, peso diario y/o semanal si es algo que consideras importante para ti.
  • Al final de cada semana, resalta los objetivos que lograste y tacha aquellos que no alcanzaste. Luego, utiliza esa información para repetir la fórmula o para modificar los planes y establecer metas más realistas la semana siguiente.
  • Evalúa tu progreso diario, semanal y/o mensual y guarda una copia de esos planes mensuales para luego reflexionar sobre cada experiencias.

Anticípate a los eventos inesperados

Crea un plan de contingencia para tus ejercicio y alimentación que te ayude a mantenerte en tu camino de salud cuando las obligaciones surgen de un momento a otro. Establece con anticipación un #PlanB para aquellos días en los que te saltes la preparación de las comidas o no puedas realizar tus ejercicios programados.Ten verduras y comidas preparadas congeladas a mano, o haz una lista de opciones saludables que puedas comprar fácilmente en un supermercado local. #Ideas: frutas y verduras frescas cortadas; huevos duros; aves de corral pre-cocidas; o ensaladas pre-lavadas y empaquetadas, por mencionar algunas. Ten a mano una lista de tus opciones preferidas con menos calorías para las cenas o salidas de último minuto, como por ejemplo las bebidas y los aperitivos o platos de restaurante que sabes que no afectarán demasiado tu  presupuesto de calorías diario. 

Sé honesto contigo mismo

Evita la tentación de saltarte el seguimiento y registro de las comidas consumidas en los eventos sociales. Ten presente que no necesitas ser exacto, en cambio, calcula un estimativo para que tengas conocimiento de cómo vas con tus calorías diarias, #Importante: ¡No te obsesiones con los detalles! Además,  intenta pesarte a diario a pesar de que a veces no te sientas a gusto. Todos estos pasos pueden ayudarte a que seas consciente de lo que consumiste y, al final de cuentas, puede que no sea tan malo como creías, ¡incluso puedes haber perdido algo de peso!

Haz un plan de viaje

Si estás pensando en viajar para celebrar las fiestas, ¡tenemos algunas ideas que pueden ayudarte! #Traslado: Si viajas por carretera, lleva contigo alimentos que se alineen a tu objetivo de salud; si viajas en avión, cuando llegues al destino planifica ir al supermercado para abastecerte de opciones saludables. #Hotel: Si la habitación no tiene refrigerador, usa una bolsa de tela plegable para rellenar con hielo (¡puedes pedirlo en el hotel) y así conservar tu comida. #Ejercicios: si el hotel cuenta con gimnasio, ¡no dudes en sacarle provecho!; si te hospedas en la casa de un familiar o amigo, inscríbete en el gimnasio del barrio (aunque sea por unos días); utiliza todas las escaleras que tengas disponibles; aprovecha a dar un paseo para recorrer la ciudad que estarás visitando y así sumar pasos a tu meta diaria; utiliza los espacios de la casa o de la habitación del hotel para hacer la rutina sin equipamiento de nuestro artículo. #TodoEsPosible 🙂 

No te rindas

Nadie es perfecto, por lo que desviarse del camino es normal, ¡incluso es parte del camino! La clave está en regresar a los hábitos saludables una vez que se reconoce un error. Una mala decisión no tiene por qué arruinar el mes, la semana, el día o incluso la próxima hora. 

Establecer un plan de acción es una excelente manera de seguir adelante con tus metas durante las fiestas o cualquier otra época del año ocupada. Y recuerda, lo importante es que te permitas disfrutar el momento junto a tus seres queridos 🙂

¡Noom te desea unas muy felices fiestas!