• Início
  • Blog
  • Bebidas vegetales: alternativas libres de lactosa

Bebidas vegetales: alternativas libres de lactosa

Ya sea que tienes alergia, eres intolerante a la lactosa, llevas una alimentación a base de plantas o quieres intentar algo nuevo, ¡hay muchas opciones de bebidas vegetales libres de lactosa como alternativa a la leche de vaca!

Al igual que la leche de vaca, las bebidas vegetales pueden ser usadas en recetas, añadirlas al café o cereal, o incluso beberlas por sí solas (¡son deliciosas!). Y si bien hoy en día podemos encontrar muchas alternativas en los supermercados, puedes hacerlas tú mismo y de esa manera ahorrar un poco de dinero y tener control 100% sobre la calidad de los ingredientes utilizados. 

Aquí te dejamos algunas de nuestras bebidas vegetales favoritas junto a las recetas para que las prepares desde casa.

Bebida vegetal de almendras

De todos los frutos secos, las almendras son las que mayor contenido de calcio tienen, además son una fuente natural de vitamina E, magnesio, potasio, zinc, hierro y fibra. La bebida vegetal hecha de almendras es una gran alternativa a la leche de vaca ya que es baja en calorías y libre de grasas saturadas y colesterol. #MuchosBeneficios

Esta bebida vegetal tiene un toque dulce, con una consistencia similar a la leche desnatada. La mayoría de las que se venden en supermercados están hechas de una combinación de almendras, agua, endulzantes y espesantes como carragenina y otros aditivos. Sin embargo, puedes hacer tu propia leche de almendras con dos ingredientes (agua y almendras) para asegurarte de que tu bebida vegetal sea lo más natural posible.

Receta

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras (previamente remojadas en agua durante 4 a 6 horas)
  • 4 tazas de agua filtrada

Preparación:

  1. Escurrir las almendras remojadas y enjuagarlas bien (desechar el agua que usaste para remojar). Añadirlas a una licuadora con el agua filtrada y licuarlas hasta que las almendras estén completamente deshechas y se haga una consistencia cremosa.
  2. Colar la preparación usando una gasa o bolsa para filtrar bebidas vegetales, exprimir bien para aprovechar todo el líquido. La pulpa que queda de las almendras puedes utilizarla en otra preparación o descartarla.

Puedes guardarla en un envase hermético en el refrigerador hasta por 4 días o hasta por 3 meses en el congelador. 🙂

Bebida vegetal de castañas de cajú/nuez de la india

Las castañas de cajú son una gran fuente de fibra, antioxidantes y nutrientes esenciales tales como el magnesio y el cobre. Una taza de esta bebida vegetal contiene 15% del consumo diario de vitamina K recomendado (basándonos en el consumo diario de 2000 calorías). La vitamina K es parte esencial de diferentes proteínas que ayudan a la coagulación de la sangre y a tener huesos fuertes. #Maravilloso 

Esta variante de bebida vegetal es un poco más cremosa y tiene un sabor a nueces más marcado que el de almendras, por lo que es ideal para añadirla en sopas o en tus batidos. Usualmente las que puedes conseguir en supermercados contienen aceite de canola, sal o goma xantana. Asegurate de leer bien las etiquetas. Si prefieres hacerla casera, ¡tenemos una riquísima y sencilla receta para ti!

Receta 

Ingredientes:

  • 1 taza de castañas de cajú/nueces de la india (previamente remojadas en agua por al menos 4 horas)
  • 4 tazas de agua filtrada

Preparación:

  1. Escurrir las castañas de cajú y enjuagarlas hasta que el agua se vea clara. 
  2. Añadir las castañas y dos tazas de agua en una licuadora. Empieza a licuar a baja velocidad y aumenta la velocidad gradualmente.
  3. Añadir las dos tazas de agua restantes y volver a licuar.
  4. Colar la preparación con una gasa o bolsa para filtrar bebidas vegetales.

Puedes guardarla en un envase hermético en el refrigerador hasta por 3-4 días. 🙂

Bebida vegetal de coco

El coco es rico en magnesio, hierro y contiene triglicéridos de cadena media (un tipo de grasa saludable de fácil digestión). Es completamente libre de lácteos, lactosa, soja, nueces y granos, lo que lo convierte en una buena opción para las personas alérgicas. 

La leche de coco es naturalmente dulce y tiene una textura cremosa, por lo que es una gran opción para añadirle un toque tropical a tus batidos de fruta o a otras recetas. Esta bebida vegetal es un popular sustituto en recetas como el curry o las sopas cremosas. 

Receta

Ingredientes:

  • 2 tazas de coco fresco rallado 
  • 4 tazas de agua filtrada

Preparación:

  1. Calentar el agua hasta que esté bien caliente (no debe hervir).
  2. Añadir el agua caliente y el coco a una licuadora y licuar a alta velocidad hasta conseguir una bebida cremosa.  
  3. Colar la preparación con una gasa o bolsa para filtrar bebidas vegetales y exprimir bien hasta escurrir todo el líquido.

Puedes guardarla en el refrigerador por 3 a 4 días. Al no contener preservativos u otros ingredientes puede que veas que la “crema” del coco se separa de la mezcla líquida. No te preocupes, simplemente remueve bien con una cuchara antes de servir. 🙂

SI bien las recetas que te presentamos son bastante simples, siéntete libre de añadirles un toque de sabor al licuarlas, como canela, miel o esencia de vainilla. Si te sientes inspirado y  tienes algo de tiempo adicional, puedes utilizar la pulpa restante para otras preparaciones (por ejemplo, galletas) o incluso para añadirlas a productos de belleza caseros.

La mayoría de las bebidas vegetales caseras pueden ser conservadas en un envase con cierre hermético hasta por 4 días en el refrigerador. Y, si quieres experimentar más allá, puedes hacer bebidas vegetales de avellanas, semillas de girasol, arroz o avena. 

¡Esperamos que disfrutes mucho estas alternativas libres de lactosa!