• Início
  • Blog
  • Descubre los beneficios de la alimentación consciente

Descubre los beneficios de la alimentación consciente

¿Qué es la alimentación consciente?

La alimentación consciente es el acto de comer con #AtenciónPlena en el momento presente utilizando todos los sentidos. Cuando comes tus alimentos con atención e intención, puedes identificar tus patrones y hábitos alimentarios.

¿Cuáles son los beneficios de la alimentación consciente?

La alimentación consciente no es una dieta, es decir, no hay alimento prohibido. De hecho, promueve un equilibrio entre los alimentos cotidianos y los gustos ocasionales: te ayuda a no juzgar tus elecciones (¡libre de culpa!) para que disfrutes y saborees la comida hasta el último bocado. 

Además, cuando comes con #AtenciónPlena, estás a cargo de tu plato, lo cual te ayuda a construir una relación más sana y alegre con la comida. Puedes aprender a comer despacio, a controlar el estrés al comer, a combatir los antojos y a sentirte lleno con menos. #Increíble 

En resumen, la alimentación consciente es un enfoque realista. No requiere que hagas un esfuerzo adicional, sino que canalices tu conciencia hacia tu plato.

A continuación, te compartimos cinco prácticas que puedes incorporar hoy para comer de forma más consciente: 

Sé estratégico a la hora de comprar. Llena tu carrito con alimentos que aporten valor a tu nutrición y salud; añade alimentos que puedan mantenerte con energía y combustible; empieza comprando por el perímetro del supermercado y las secciones de productos frescos. ¡Comer con atención plena empieza en tu carrito!

Dile sí a las verduras. Llena tu plato de alimentos saludables y bajos en calorías. Luego, comprométete a comer primero esos alimentos, ¡y observa cómo cambia tu saciedad en el transcurso de la comida!

Come pequeñas porciones. Al principio de la comida, intenta servirte una porción más chica de la que crees que necesitarás para sentirte lleno. Utiliza un plato más pequeño como señal ambiental para saciar tu hambre de manera más rápida.

Mastica un poco más. Hazlo con cada bocado para sintonizar realmente con los sabores y las texturas de los alimentos que estés comiendo. Masticar la comida en trozos más pequeños puede ayudarte a ralentizar el ritmo de la ingesta y controlar la saciedad.   

Desconéctate. Deja de lado todos los aparatos electrónicos y las distracciones al momento de comer, de esa manera podrás estar más conectado con tus alimentos, y observa cuando empiezas a sentirte lleno o satisfecho con la comida.

¿Estás listo para poner en práctica la alimentación consciente? 🙂  


Referencias

Albers, S. (2012). Eating Mindfully: How to End Mindless Eating and Enjoy a Balanced Relationship with Food (2nd Ed). Oakland, CA: New Harbinger Publications.

Andersen, A. (2007). Stories I tell my patients: where are you when you are eating?. Eating Disorders, 15, 279-280.

Kadey, M. (2017). Mindful Eating: Eat, Drink, and Think. Environmental Nutrition, 40, 4.

8 Steps to Mindful Eating. (2016). Harvard Women’s Health Watch, 23, 1-7.