• Início
  • Blog
  • Prueba estos 4 consejos para progresar cuando te sientas estancado

Prueba estos 4 consejos para progresar cuando te sientas estancado

Te iniciaste en el camino de pérdida de peso y estás esforzándote para alcanzar tu objetivo  —comes hasta sentirte satisfecho, haces ejercicio regularmente, mejoraste la calidad y el tiempo de sueño, estás aprendiendo a relajarte y practicando muchos de los #TrucosPsicológicos de Noom— sin embargo, te das cuenta de que tu peso no se ha modificado en una semana. Todo eso hace que sientas que tu esfuerzo no te está dando los resultados esperados… hasta que recuerdas lo que has aprendido en Noom sobre el estancamiento: Es parte normal del camino de pérdida de peso. 

Si bien es probable que te sientas un poco aliviado al recordar que el estancamiento es totalmente normal, quizás al mismo tiempo te sientas algo frustrado. Aprender a dejar de lado la frustración en momentos como este puede ser de gran ayuda. ¿Por qué? Porque si le permites a la frustración crecer lentamente, tu cuerpo recibirá un estrés adicional, lo cual puede afectar directamente en tu pérdida de peso.  

Hoy, el equipo de Noom te trae algunas ideas para que pruebes cuando sientas las frustraciones del estancamiento:

Reconoce cómo te sientes

¿Ya has pasado por eso? Sabes que te sientes frustrado, pero ¿lo has aceptado realmente? A menudo podemos sentirnos frustrados por el mismo hecho de sentirnos frustrados, lo que agudiza el sentimiento. Es normal sentirse así durante el proceso de cambios o cuando te sientes estancado. Reconoce cómo te sientes y deja que eso sea suficiente. ¡Está bien no sentirse bien a veces!

Observa hasta dónde has llegado

¿Alguna vez has ido a escalar una montaña y el camino a recorrer parecía interminable? ¿Sientes que va a ser eterno, que no llegas a ninguna parte y que ya te duelen las piernas? A pesar de estar en un momento de incertidumbre hay algo que te hace mirar atrás para observar lo alto que has subido. Estás tan lejos del punto de partida que ni siquiera puedes verlo, ¡y encima de repente tienes energía para seguir adelante, porque sabes que estás progresando/avanzando!

Tu camino de pérdida de peso es como escalar una montaña. Cuando te quedes atrapado en el número de la balanza/báscula porque no cede a pesar de todo tu esfuerzo y te sientas estancado, ¡tómate un momento para reflexionar sobre lo lejos que has llegado! Tal vez puedas verlo en tu gráfico de peso, en los cambios de hábitos que lograste o, incluso, en el calce de la ropa. Consigue esa perspectiva más allá del peso para que puedas notar todo tu progreso.

Acepta la dificultad

Si el camino de la pérdida de peso fuera fácil, probablemente Noom no existiría. Lo cierto es que perder peso y lograr cambios en el cuerpo puede ser difícil en tiempos de gratificación instantánea ya que requiere paciencia y persistencia. Reconocer que toma tiempo te quitará la presión de ver los resultados inmediatamente y hará que tu camino sea más llevadero. ¡También puedes considerarlo como el desarrollo de una habilidad para la vida misma! ¿Qué otra cosa podrías conseguir con paciencia y persistencia?

Reconócete a ti mismo

Reconócete y anímate. Estás invirtiendo tiempo, esfuerzo y dinero para hacer un cambio positivo en tu vida. Quizás piensas que reconocerte a ti mismo no te dará los resultados que esperas, sin embargo, imagina un niño que quiere aprender a andar en bicicleta y cada vez que se cae por perder el equilibrio le dicen: “No pierdas tiempo intentándolo. ¿Por qué eres tan torpe?” Sería difícil aprender a andar en bicicleta con esa actitud, ¿cierto? En cambio, si el niño recibe ánimos —“¡Sigue intentándolo! ¡Se necesita mucha práctica! ¡Levántate y vuelve a intentarlo!”— es más probable que domine el equilibrio y aprenda a andar en bicicleta sin caerse. 


Para conquistar todo lo que te propones, debes aprender a ser tu propio animador. Si bien eso lleva tiempo, cuentas con los coaches de Noom para que te acompañen a medida que aprendes a superar los estancamientos, mantenerte positivo y enfocado en tu objetivo.