• Início
  • Blog
  • Cómo hacer ejercicio sin ir al gimnasio

Cómo hacer ejercicio sin ir al gimnasio

¿Sientes que no tienes suficiente tiempo o energía para ir al gimnasio y hacer una rutina completa de ejercicio? Si te sientes así, no estás solo y queremos ayudarte. 

Te presentamos algunas opciones para incorporar ejercicio en un día ocupado (¡fáciles y al alcance de tu mano!).

1. Entrena en la sala de tu casa

En lugar de trasladarte al gimnasio, ponerte la ropa deportiva y luego comenzar tu entrenamiento, puedes establecer tu propia rutina de ejercicios en la sala de tu casa (¡o cualquier otra habitación en dónde te sientas cómodo!). Hay muchísimas opciones para hacer ejercicios utilizando tu propio peso corporal y sin equipamiento adicional. 

Consejo: Para lograr que tu entrenamiento sea parte de tu rutina diaria, intenta hacerlo a primera hora en la mañana o ni bien llegas a casa del trabajo.

2. Cambia la forma en que te trasladas

Normalmente, los traslados al trabajo (o durante el trabajo) hacen que estemos más ocupados o cansados para ejercitarnos en el día. 

Si el trayecto al trabajo te lo permite ¡prueba combinarlo con caminatas o bicicleta! Y, si tienes un trayecto largo donde no es posible usar la bicicleta o caminar, ¡intenta estacionar lejos o bajarte una parada antes del autobús / tren y hacer unos pasos adicionales! 

También puedes aplicar estas ideas cuando vas al supermercado, al parque o a cualquier otro sitio.

3. Camina durante tu descanso

Otra idea para combinar el ejercicio con tu jornada laboral es usar la hora del almuerzo para dar un paseo. Salir a caminar a mitad del día es una muy buena manera de incorporar algo de ejercicio, también te ayuda a mantener una circulación fluida de sangre hacia el cerebro y a estar más productivo en tu trabajo. ¡Súper beneficioso!

4. Incorpora o añade ejercicios cortos durante el día

Si hacer 30 minutos (o más) continuos de caminata o entrenamiento te parece mucho, trata de dividirlo en segmentos más pequeños. En lugar de hacer una caminata larga al mediodía, puedes intentar con algunos minutos en diferentes momentos del día. Y, si estás buscando hacer una actividad diferente a caminar, prueba dividiendo el entrenamiento en pequeños circuitos durante el transcurso del día. ¡Te compartimos algunos en este enlace!

Consejo: También puedes usar estas pequeñas actividades como estrategia para modificar algunas cosas que haces habitualmente (por ejemplo: adelantar trabajo por la noche en la computadora o ver un programa de televisión). 

Todas estas opciones están pensadas para que te mantengas activo y saludable sin sentir la obligación de tener que ir al gimnasio en un día ocupado. ¡Puedes divertirte con entrenamientos cortos, ejercitándote en la sala de tu casa y haciendo cambios en tu rutina diaria, como añadir caminatas o combinar ejercicios en diferentes momentos del día!

Y esto no es todo… Para descubrir más, ¡obtén tu programa de salud personalizado de Noom!