4 beneficios de establecer metas

Metas, metas, metas… una palabra que escuchamos y leemos bastante, ¿cierto? Metas de Año Nuevo, metas del mes, metas para la nueva década, ¡metas por doquier! 

Decidir por dónde empezar y determinar los pasos necesarios para alcanzar una meta puede ser todo un desafío. Sin embargo, una vez establecida la meta principal (el objetivo final que deseas lograr) y el porqué definitivo (la verdadera razón del cambio), puede ser de gran ayuda dividir la meta en áreas de enfoque más pequeñas. Por ejemplo, si tu meta principal es perder 15 kilos en 1 año, es posible que quieras ajustar tus hábitos alimenticios, tu rutina de ejercicios y aumentar tu consumo de agua. Y, al determinar las áreas específicas de enfoque, podrás crear metas pequeñas y realistas que te resulten más fáciles de alcanzar y te ayuden a lograr tu meta principal.

Si aún no estás convencido de que establecer metas sea lo tuyo, ¡te compartimos las cuatro maneras en las que afectan positivamente el rendimiento, basadas en estudios de investigadores!  

  1. Te marcan el rumbo. Identificar los pasos que necesitas para lograr tu meta, hará que comiences a practicar hábitos positivos y dejar a un lado aquellos hábitos que te alejan de tu meta principal. Determinar los pasos a dar es clave para mantenerse en el camino y tener un enfoque claro sobre el porqué definitivo (la verdadera razón del cambio) y los motivos por el que quieres lograr la meta. “Todo viaje, por muy largo que sea, comienza con un solo paso” (Lao Tse).
  1. Son energizantes. Cuanto más ambiciosa sea la meta, mayor será el esfuerzo que haremos para alcanzarla. Si bien es valioso establecer una meta realista, el hecho de proponernos una meta grande (en lugar de una pequeña) hace que nos esforcemos aún más para lograrla. ¡Sueña en grande!
  1. Aumentan la perseverancia. Establecer metas afecta positivamente a la perseverancia; el hecho de tener metas específicas por lograr, hace que aumente la persistencia. Según la investigación de LaPorte y Nath, publicada por la Asociación Americana de Psicología, establecer una meta con un plazo de tiempo específico junto a un plan para determinar cuánto tiempo se le dedicará a la misma, te lleva a aumentar el esfuerzo que necesitas para lograrla. De esa manera, los obstáculos que aparecen en el camino se convierten en desafíos a superar, en lugar de motivos para desistir. ¡Persevera y triunfarás!
  1. Conducen al éxito. Establecer metas realistas puede ayudar a hacer realidad aquello que te entusiasma e inspirara de tu camino bienestar y salud. De hecho, estudios demuestran que establecer metas nos ayuda a descubrir estrategias para lograr lo que tanto anhelamos. ¡Potencia tu rutina probando nuevas estrategias para descubrir lo que realmente te motiva y enciende el fuego dentro de ti! 

Ahora que ya conoces los increíbles beneficios de establecer metas, considera hablarlo con tu coach personal de Noom para que juntos desarrollen un plan realistas con los pasos pequeños hacia tu meta principal. ¡Convierte tus metas en pasos específicos y crea un plan! Como dijo el escritor y poeta francés Antoine de Saint-Exupery: “Un objetivo sin un plan, es solo un deseo”.