• Início
  • Blog
  • A ejercitarse durante el confinamiento - Durante la cuarentena ¡Sí se puede!

A ejercitarse durante el confinamiento – Durante la cuarentena ¡Sí se puede!

Nos encontramos ante una situación histórica. Desde hace unos meses a nivel mundial estamos viviendo una pandemia. Una experiencia de vida que nos ha obligado a cambiar algunas o muchas de nuestras rutinas diarias. No estábamos preparados para ello y en muchas ocasiones esta adaptación ha venido con diversidad de desafíos, sin embargo, sabemos que tienes la capacidad para superarlos. Por ejemplo, ¿cómo has o estás adaptando tu actividad física diaria durante este tiempo de confinamiento? 

Si aún no has conseguido encontrar la manera de seguir con tus rutinas y adaptarlas a esta nueva situación o bien deseas nuevas alternativas para mantenerte activo aun estando en cuarentena, sigue leyendo. 

Independientemente de que cuentes con espacio exterior en tu casa o no, mantenerse activo es una posibilidad aun en medio de una pandemia y su cuarentena. Queremos compartir contigo varias ideas para que puedas experimentar y encontrar las que mejor se adapten a tu situación actual. ¡Sí se puede! Los límites no existen cuando hablamos de salud ya que aún estando confinado/a ¡puedes moverte! 

La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad con intensidad moderada durante la semana. Ten presente que ante situaciones estresantes como lo puede ser estar en confinamiento por una pandemia, la actividad física es una estrategia saludable para canalizar diversidad de emociones como el estrés y la ansiedad,  además, puede ayudarte a reducir el sedentarismo estando casa.

Veamos un listado de ideas para estar activos en casa:

1- Aumenta tus pasos diarios. Crea un recorrido en casa, por ejemplo, empieza con una visita a la cocina, luego al baño, pasa por la habitación, por el comedor y vuelve a la cocina. Repite este recorrido entre 20 y 30 veces al día. Otra opción es levantarte y caminar por la sala, el pasillo, las habitaciones… mientras escuchas un audiolibro, estás en una llamada telefónica o actualizando tus redes sociales, o simplemente mientras disfrutas de tu lista de canciones favorita. Pon tu cronómetro en marcha y aumenta tu objetivo de pasos diarios. Una idea que tal vez pueda funcionarte es establecer pequeños retos como dar 500 pasos por hora. 

2- Actívate durante los quehaceres domésticos. Mientras limpias los trastes ponte en cuclillas, sube y baja los talones de los pies, o eleva tu pierna, sube y baja la pierna de forma  lateral. Otra opción es aprovechar y hacer sentadillas mientras colocas los platos o cubiertos en el lavavajillas u organizas la ropa en la cómoda o armario. Utiliza tu creatividad para aprovechar los quehaceres diarios y ¡ejercítate!

3- Haz una rutina de cardio en casa. Puedes bailar, saltar la cuerda, probar alguna rutina de HIIT, trotar en un mismo lugar 1-5 minutos (o hasta donde tu cuerpo lo permita), o simplemente hacer esta rutina de tan solo 10 minutos.  

4- Usa las escaleras. Si tienes escaleras en casa, aprovecha para hacer varias series subiendo y bajando. Es una excelente manera de añadir cardio en tu día a día. 

5- Disfruta de tu serie favorita mientras te activas. Aprovecha los minutos u horas delante del televisor para ejercitarte. Prueba hacer series de sentadillas, lagartijas, planchas o una sesión corta de abdominales.

6- Utiliza el equipo disponible en casa para ejercitarte. ¿Deseas hacer sentadillas pero necesitas un apoyo para ayudarte a subir y bajar? Utiliza una pared, silla o mueble para poder ejercitarte de forma segura. ¿Deseas intensificar tu actividad utilizando pesas? Aprovecha dos botellas llenas de agua para hacer las sentadillas. Utiliza tu creatividad y busca entre las cosas que tienes en casa, herramientas que puedan ayudarte a realizar el ejercicio que quieres a la intensidad que deseas. 

7- Haz yoga. El yoga es una actividad que además de mantenerte activo promueve esa conexión mente y cuerpo que es tan importante durante este recorrido de salud. Tanto si eres un principiante como si ya estás en un nivel más avanzado, aprovecha esta situación actual para practicar esta maravillosa actividad y disfrutar de todos sus beneficios. 

Entendemos que la fase de confinamiento posiblemente ha durado más de lo esperado. Sin embargo, mientras hay vida tenemos la oportunidad de ser creativos y seguir creciendo como seres humanos y más cuando hablamos de salud. Se ha probado que la actividad física trae diversidad de beneficios tanto a nivel físico, en la prevención de enfermedades, mejora del sueño como en la salud mental y emocional.

Sin embargo, cuando se trata de hacer ejercicio es importante que vayas a tu ritmo, que explores y encuentres la manera de disfrutar y a la vez hacer ejercicio físico. Cambiar hábitos  debe ser un proceso fácil que te permita crear hábitos que puedas mantener a largo plazo. Puedes explorar hacerlo solo o en grupo, por ejemplo, de forma virtual con amigos/as, familiares o seres queridos. Recuerda que eres único/a así que enfócate en tu propio progreso, evita las comparaciones, celebra cada minuto que estés activo/a, cada paso cuenta y sobre todo rendirse no es una opción. Intenta, practica y vuelve a practicar… cada día lo harás mejor. Seguro que en poco tiempo te darás cuenta que has sido resiliente durante este evento mundial.

Si el bienestar y la salud son una de tus prioridades y deseas recibir apoyo de uno de nuestros coaches de salud te animo a que ¡comiences tu prueba de Noom hoy!